Guillermo Valls Esponda: Tiempo de Justicia. Voces responsables

Estudios en Homenaje a Sergio Valls Hernández. SCJN, 2017.

Netlog

Trascender es algo que muchos deseamos y logran pocos aun sin desearlo, reclama compromiso personal y profesional, requiere de férrea disciplina, su principal elemento: ser generoso. El día de hoy se presenta en el salón Murales de la SCJN el libro cuyo nombre da título a la presente colaboración y que coordiné junto con mi hermano Sergio.

A más de dos años de su partida, mi familia continúa recibiendo muestras de cariño, escuchado historias de tantas vidas que tocó, también de lo exigente que solía ser, de su inteligente sentido del humor no exento de su particular sarcasmo. Profundamente enamorado de su tierra, Chiapas, hombre honesto y congruente.

Hablar de mi padre es causa inevitable de emoción y mezcla de sentimientos, el más fuerte de ellos el amor que cada día sigue creciendo, por ello anticipo una disculpa si encuentra alguna emoción desbordada, le pido tome en cuenta que el Ministro Valls Hernández además de jurista y catedrático, fue un excelente ser humano, un amigo, pero un mucho mejor y excepcional padre y ni que decir abuelo.

Conjugar tantas voces que desinteresadamente participan en la obra, es una sólida muestra del paso de mi padre en cada una de las instituciones en que laboró. De cada uno de los autores participantes algo aprendió, algo le dejaron y algo les dejó.

La obra plasma el objetivo que nos trazamos para celebrar la vida de un hombre de bien, que es provocar una reflexión respecto a la actualidad de los conceptos de Justicia y Derecho para generar a partir de la experiencia y talento de los autores un texto capaz de cumplir una función social y académica. Es obligado agradecer a cada uno de ellos en nombre de la familia Valls Esponda su participación, la dedicación que han brindado para culminar este esfuerzo, pero sobre todo la elocuencia de cada una de las palabras plasmadas en su participación.

Agradecer por su puesto a la actual integración de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la edición de la obra, al Ministro Presidente Luis María Aguilar, por esta noble iniciativa que sin su empuje no se habría logrado. Gracias Luis María le diría mi Papá.

En su lectura se encontrará una vasta colección de temas jurídicos de actualidad escritos de la mano de los hombres y mujeres que son protagonistas en la construcción jurídica y marcan el rumbo de nuestro México. En ella también encontrarán encuentros y desencuentros, posiciones y yuxtaposiciones de temas profundos, que en pocas ocasiones se pueden presentar con tanta transparencia.

Me imagino a mi Papá, sentado en su biblioteca impregnada de ese olor a café, chiapaneco por supuesto, leyendo este libro, con su inseparable block a rayas a su lado, ya preparando las observaciones que a las generosas aportaciones de la obra jurídica estaría realizando para comentarlas con cada autor en una agradable charla.

Cito, para concluir, un párrafo publicado por mí padre en alusión a nuestra Carta Magna y que hoy lo encuentro todavía más vigente: Toda Constitución es Constitución en el tiempo, donde la singularidad de sus normas han de ser comprendidas desde una perspectiva histórica, pero también desde su tiempo actual, llamada a regir efectivamente todos los aspectos jurídicos del país, pues de nada sirve la creación de ésta sin no se respeta su contenido fundamental. Y si como diría Jaime Sabines que al morir estás en todas partes en secreto, Papá sin duda estás en este libro.

 

¿Te gustó este contenido?