Una 72ª AGONU de interés regional

El debate sobre el futuro de la organización y la actitud de los países puede determinar si se está más cerca de enfrentar los problemas contemporáneos


En la semana del Día Internacional de la No Violencia que se celebra el 2 de octubre de cada año desde 2007, continúan los trabajos de la 72ª. Asamblea General de Naciones Unidas (AGONU) en la sede de la Organización en la Ciudad de Nueva York.
La información que circula sobre las sesiones indica que el debate sobre el futuro de la organización y la actitud de los países puede determinar si se está más cerca de la posibilidad de enfrentar los problemas contemporáneos de la paz, armonía, convivencia, la urgente necesidad de soluciones políticas de las crisis contemporáneas.
En las deliberaciones y negociaciones de la Asamblea están presentes delegaciones de alto nivel que participan en debates y votaciones sobre resoluciones y decisiones en sesiones plenarias y de seis comisiones principales. Desde ahí se teje globalmente y se acuerda sobre acciones comunes ante el cambio climático, el comercio, indicadores de desarrollo y otros temas vitales. Se comprometen apoyos a programas y sedes en los que participan directa o indirectamente las diversas áreas de la organización.
El impacto de la actual situación internacional se ha dejado sentir en el programa anual de forma tal que los agravamientos de las tensiones refuerzan la necesidad de que se aborden las cuestiones urgentes en materia de violencias que se entienden de manera global.
Desde hace una década, las Naciones Unidas dedican el 2 de octubre de cada año a la no violencia, con el fin de enfatizar que es posible resolver los conflictos por la vía política, sin ignorarlos. El objetivo es promover la conciencia sobre su prevención, ligado al recuerdo del nacimiento de Mahatma Gandhi, líder pacifista y negociador nacido en India en 1869.
En esa dirección, se reciben noticias importantes como las de la nueva etapa de paz en Colombia y el hecho de que se estarán reportando en esa Asamblea General los avances en relación con nuevas iniciativas en favor de la consolidación de la paz en El Salvador.
En el segundo caso, se trata de la presentación de los resultados del trabajo del enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en el Salvador a 25 años de la firma de los acuerdos para la paz. Un informe que resultó de las consultas multisectoriales en el país, realizadas por un equipo encabezado por el embajador mexicano Benito Andión, con el objetivo de respaldar los esfuerzos del diálogo frente a los desafíos futuros.
Centroamérica y El Caribe atraviesan un momento de desafío en el que los eventos meteorológicos y las violencias colocan la necesidad de dibujar los esquemas de solución política que a corto plazo pueden llevar a la región a otros niveles de diálogo regional. La recuperación dependerá de sus capacidades para lograrlo.
Otros temas de interés regional están vinculados a la agenda de la justicia y el desarrollo. Como parte del grupo de países de la región de América Latina y El Caribe, la región mantiene una presencia importante en la organización desde su fundación en la ciudad de San Francisco en 1945.

 

Columna anterior: Solidaridad en firme 

¿Te gustó este contenido?