Granados, inocente o marrullero

Al día siguiente de hacerse pública la resolución que ordenaba el “cese” de la obra del Metrobús, el consejero jurídico de la ciudad tuvo dos momentos


El consejero jurídico del gobierno de la Ciudad de México, Manuel Granados, parece que quiere salirse por la tangente para darle la vuelta a la orden judicial que ordenó el cese de manera total de la construcción de la Línea 7 del Metrobús hasta que se resuelva de fondo el amparo promovido por una asociación ambiental.

Lo primero que dijo el funcionario es que harían un análisis y contestaría hasta tener la notificación en sus manos; se le olvida al Doctor Granados que hay jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el artículo 139 de la Ley de Amparo quedó determinado que: la suspensión en el juicio de amparo surte efectos al decretarse y no al notificarse, pues de lo contrario redundaría en el absurdo de condicionar la eficacia de la medida a una figura cuya finalidad es detener inmediatamente en el tiempo una circunstancia, para que la litis no se vea afectada en el fondo.

Al día siguiente de hacerse pública la resolución del juez Fernando Silva García que ordenaba el cese de la obra, el consejero jurídico del gobierno de la ciudad tuvo dos momentos. Por la mañana se dedicó a interpretar de la orden y por la tarde dijo que esperará a que el juez les explique.

Rolando Cañas, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Ambiental organización promotora del amparo, considera que la suspensión es sumamente clara, pero que está bien que el Poder Judicial se lo detalle al gobierno.

Es importante destacar que la empresa que esta haciendo la obra del corredor es el Consorcio de Ingenieros, Constructores y Consultores; además los camiones que circularán serán de dos pisos, con todas las implicaciones que eso tiene.

Manuel Granados anunció que integrarán un recurso de revisión sobre la suspensión, a lo cual tiene derecho la autoridad, y en su interpretación sobre el fallo del juez Fernando Silva asegura que deben terminar con las obras, en virtud de que no puede quedar intransitable Paseo de la Reforma.

¿En dónde cabe la interpretación del Consejero Jurídico para afirmar que deben continuar la obra por mandato judicial?

La orden del juez es cese total, con base en los elementos de prueba y para conservar la materia de juicio, porque si la constructora que contrató el gobierno de la Ciudad de México continúa los trabajos, pues ya no habrá acto reclamado.

Cese, de manera total, la construcción de la Línea 7 del sistema de transporte público Metrobús, con el fin de conservar: Las áreas verdes naturales que se encuentran en el Bosque de Chapultepec (lo que incluye la suspensión de la tala de árboles que se encuentran en dicha zona y la periferia; la estructura urbana protegida de Paseo de la Reforma, de conformidad con lo establecido en el oficio emitido por el Coordinador Nacional de Monumentos Históricos del INAH, ordenó el juez.

Incluso instruyó a las autoridades de la Ciudad de México a que tomen medidas que no afecten la vialidad, en las zonas en las que ya se haya iniciado la construcción del medio de transporte público aludido, de manera que la colectividad pueda transitar.

Este es el Manuel Granados en el papel de abogado marrullero, en cuestión de tiempo saber si la estrategia del consejero jurídico ayuda o termina perjudicando a su jefe, Miguel Ángel Mancera.

 

Columna anterior: Los riesgos de Mancera si se desatiende al juez

¿Te gustó este contenido?