Graco ya tiene código

El método saqueador fue el mismo que conocemos gracias a los Duarte: creas tus empresas y te asignas contratos

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, ha escrito El código de ética, transparencia y rendición de cuentas que va a presentar mañana en Cuernavaca en calidad de presidente de la Conago .

Lo hizo sin pelotearlo con gobernadores, según dos de ellos a los que consulté. Quirino Ordaz, quien recién llegó a la gubernatura de Sinaloa, corroboró la versión.

-No conozco el código. Graco no me lo ha enviado.

Son sólo buenos deseos frente a la realidad que estamos viviendo. Más bien es un tema de aplicación de ley.

En Morelos no olvidan. Jerónimo Bernal, amigo del hijastro del gobernador, pasó de cadenero de bares a funcionario y al tiempo que consolidaba su figura en el gabinete -terminaron llamándole arquitecto- también prosperó como empresario.

El método saqueador fue el mismo que conocemos gracias a los Duarte: creas tus empresas, asignas contratos a modo y te vuelves millonario. La lucha contra la corrupción debe ser no sólo el cese de funcionarios en activo como ocurrió con el arquitecto, sino también meterlos a la cárcel cuando pesen las pruebas.

La vida prodiga de Bernal, ex director de un Fideicomiso, llegó de 24 contratos de obra pública por los que recibió 130 millones de pesos.

El gobernador Ordaz, de Sinaloa, que no está de acuerdo con los textos de buena voluntad sabe de lo que habla cuando pide aplicar la ley. De sus tres vecinos ex gobernadores, uno, Sonora, está en la cárcel; otro, Chihuahua, prófugo y el tercero, Nayarit, está bajo sospecha porque su procurador se ligó al crimen. Y en Sinaloa se revisan las cuentas extrañas del antecesor de Ordaz, Mario López Valdez.

Da la impresión de que Graco usa a la Conago para curarse en salud. Saca su código a días antes de una marcha que busca superar la de agosto pasado, cuyas cifras más conservadoras hablaron de 40 mil personas. La más concurrida, sin embargo, en todos los tiempos del estado.

El poeta Javier Sicilia es uno de los promotores para pedir la cabeza de Graco, a quien llama el Javier Duarte de Morelos, a raíz de que además se han descubierto fosas y de que Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro de Graco cogobierna Morelos.

Están unidos contra Graco, además del movimiento del poeta, los católicos, padres de desaparecidos, simpatizantes del alcalde Cuauhtémoc Blanco y hasta seguidores de Yuya, una chavita que da tutoriales de belleza por YouTube.

El abuso de poder y la impunidad abren paso sin consideración a figuras sin proyectos serios; además del Cuau está, por ejemplo, el caso reciente de Layín, en Nayarit, de quien se habla que detrás de él también está el crimen.
Seguirá el deterioro mientras haya contemplación para
los corruptos.

Agradezco la oportunidad y confianza para contar con este espacio– de domingo a jueves– a Ángel Mieres, Franco Carreño, Alfredo González y Salvador García Soto.

¿Te gustó este contenido?