Golpe de timón en el Consejo de la Judicatura Federal

Arturo Zaldívar ha mandado un primer mensaje contundente en temas de disciplina a los juzgadores

Enrique_Rodríguez

A mes y medio de haber asumido la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el ministro Arturo Zaldívar ha mandado un primer mensaje contundente en temas de disciplina a los juzgadores. Procesó ante el pleno del organismo la destitución de 2 magistrados adscritos al mismo y único tribunal colegiado del estado de Campeche, acusados de actos de corrupción. David Barredo Villanueva y Freddy Celis Fuentes fueron separados de sus cargos, venían siendo investigados por obtener beneficios económicos no aclarados, notoria ineptitud y omisiones en sus declaraciones patrimoniales. Los 2 casos son muestra del estilo que Zaldívar tendrá como presidente de la Judicatura y marca notorias diferencias con la administración de su antecesor, Luis María Aguilar, quien no se distinguió por ser muy riguroso para sancionar a jueces y magistrados investigados por conductas deshonestas, a menos que fuese para mitigar escándalos mediáticos.

Cada presidente imprime un sello personal a través de los funcionarios que designa en tareas sustantivas del Consejo; como la disciplina, adscripción, carrera judicial, administración, obra y contraloría, entre otras. Zaldívar ha dicho a su equipo que aplicará la cero tolerancia, de esta forma estaría recuperando el impulso que tuvo hace 4 años Juan Silva Meza, incisivo para castigar irregulares de jueces y magistrados.

En el medio judicial, se sabe de la existencia de investigaciones bien documentadas que viven una especie de adormecimiento para evitar lo que algunos consideraron políticamente incorrecto o nocivo para la imagen institucional. Ahora parece que se ha decidido romper con las inercias de la administración anterior.

Uno de los mayores retos del presidente de la Corte es también gobernar al Consejo de la Judicatura que tiene a nivel nacional más de 37 mil empleados, de los cuales aproximadamente mil 200 son juzgadores. Dentro de la institución todavía existen resistencias internas para hacer públicos los temas disciplinarios, hay quienes consideran que este tipo de asuntos afectan la credibilidad del órgano administrador del Poder Judicial de la Federación.

Me parece que es exactamente al revés, a mayor transparencia se ganará más confianza hacia una judicatura que necesita mejorar su credibilidad. Jueces y magistrados viven en el mundo del deber ser, han jurado honestidad como signo de su desempeño profesional y personal. Están obligados a predicar con el ejemplo.

EDICTOS

Una buena noticia proveniente del CJF es el nombramiento de Arturo Pueblita Pelisio como tercer integrante y presidente de la Comisión Substanciadora del Poder Judicial de la Federación, órgano encargado de los procedimientos laborales. Se trata de un funcionario experto en derecho del trabajo, hombre muy cercano al ministro en retiro Juan Silva Meza.

Hasta el jueves.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPosdata

Posdata