Gobernadores cleptómanos

Algunos están detenidos, otros perseguidos, unos más investigados y no pocos impunes. Recordar sus nombres es obligado para no olvidar su negro paso


La lista ya es interminable. Los hay en todos los partidos: gobernadores cleptómanos que arrasaron con todo lo que se les puso enfrente. Saquearon sus estados. Robaron todo lo que era posible robarse. Ellos y su red de complicidades –excolaboradores y familiares-, se sirvieron con la cuchara grande. Algunos están detenidos, otros perseguidos, unos más investigados y no pocos impunes. Recordar sus nombres es obligado para no olvidar su negro paso. Ante la pobre impartición de justicia, el descrédito. Al menos.

Exgobernadores detenidos: Roberto Borge, de Quintana Roo, acusado por desvío de recursos, lavado de dinero y venta ilegal de terrenos; Javier Duarte, de Veracruz, presunto responsable del desfalco a las arcas públicas más grande en la historia de México: 35 mil millones de pesos; Tomás Yarrington, de Tamaulipas, acusado de narcotráfico, asesinato y lavado de dinero; Andrés Granier, de Tabasco, preso por el desvío de dos mil 600 millones de pesos; Guillermo Padrés, de Sonora, detenido por lavado de dinero y por mover más de 300 millones de pesos de procedencia ilícita; Jesús Reyna, de Michoacán, encarcelado por nexos con el crimen organizado.

Exgobernadores prófugos de la justicia: César Duarte, de Chihuahua, acusado de daño al patrimonio de su estado, por más de 6 mil millones de pesos; Eugenio Hernández, de Tamaulipas, señalado de lavar dinero para el narcotráfico en México y EUA.

Exgobernadores investigados: Rodrigo Medina, de Nuevo León, acusado por el desvío de 3 mil 128 millones de pesos y enriquecimiento inexplicable; Gabino Cué, de Oaxaca, señalado por el desvío de 10 mil millones de pesos, entre 2011 y 2015; Luis Armando Reynoso, de Aguascalientes, investigado por peculado; Mario López Valdés, de Sinaloa, acusado por desvío de recursos.

Exgobernadores impunes: Manuel Cavazos Lerma, de Tamaulipas, señalado por presuntas ligas con el crimen organizado; Fidel Herrera, de Veracruz, quien heredó el cargo a Javier Duarte, y cuya administración fue señalada por la compra de medicamentos fraudulentos; Humberto Moreira, de Coahuila, acusado por corrupción y nexos con la delincuencia organizada; Fausto Vallejo, de Michoacán, acusado del desvío de más de dos mil millones de pesos; Flavino Ríos, de Veracruz, quien prestó un helicóptero estatal a Duarte para huir; Marcelo Ebrard, ex Jefe de Gobierno CDMX, implicado en la trama de la defectuosa Línea 12 del Metro; Ismael Hernández Deras, de Durango, acusado de vínculos con el crimen organizado; Leonel Godoy, de Michoacán, señalado de cómplice del narcotráfico; y el que está por emprender la huida: Roberto Sandoval, actual gobernador de Nayarit, cuyo Fiscal general, Edgar Veytia, fue detenido en EUA por presuntas ligas con el cártel Jalisco Nueva Generación.

La lista es larga. Son los gobernadores cleptómanos. Un escándalo.

-Off the record

Reunión larga ayer de varios gobernadores en famoso comedero político de la CDMX. Les dieron las cuatro, las cinco, las seis, las siete… ahí andaban desde Graco Ramírez, de Morelos, hasta Miguel Márquez, de Guanajuato. Seguro sus estados se gobiernan solos.

*Esta columna baja la cortina y se tomará un descanso. Nos encontramos el próximo lunes 26 de junio en estas páginas.

Columna anterior: La elección que se pudrió

¿Te gustó este contenido?