GOAN logra diálogo

La oposición se sube al Insabi, aunque reitera límites a la centralización del Sector Salud

Rogelio Varela / Corporativo / Heraldo de México

Como es público, el viernes pasado concluyó el plazo para que todos los gobiernes estatales se adhirieran al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que desafortunadamente arrancó sin negociación política, pero donde los de Acción Nacional lograron abrir el diálogo con la 4T. Si bien los gobernadores blanquiazules fueron renuentes a subirse al Insabi al final, con sus asegunes, lo hicieron.

La nota es que el Insabi tendrá cierta flexibilización a partir del diálogo entre la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) y la Secretaría de Salud de Jorge Alcocer Varela.

El acuerdo de marras para subirse al Insabi que comanda Juan Antonio Ferrer se consiguió luego de una mesa técnica donde estuvieron los secretarios de Salud de Querétaro, Julio César Ramírez; de Aguascalientes, Miguel Ángel Piza Jiménez; Baja California Sur, Víctor George Flores; Guanajuato, Daniel Díaz Martínez; Chihuahua, Jesús Enrique Grajeda; Quintana Roo, Alejandra Aguirre Crespo; Durango, Sergio González Romero; y Yucatán, Mauricio Sauri Vivas.

Desde la vertiente de la salud pública el acuerdo es relevante porque se anticipa un primer trimestre complicado para ese sector por el serio retraso de la Compra Consolidada de Medicinas para 2020 que orilló a la propia secretaria de Hacienda de Arturo Herrera Gutiérrez a solicitar que sean las propias dependencias de salud las que adquieran de forma directa los medicamentos ya que las primeras entregas de esas compras se verán hasta marzo en el mejor de los casos, además que en dicha licitación sólo se ofertaron 40 por ciento de las claves de registro.

Se ha hablado además de importar medicinas patito de India y China, pero como imaginará, no es fácil pensar que existan laboratorios que produzcan medicinas para ver quien se aparece para comprarlas, es decir, un negocio de perecederos requiere planeación. Vale la pena recordar a lo que comprometió el gobierno federal con el GOAN:

1. Establecer en el Acuerdo de Coordinación un solo Modelo de Salud para el Bienestar para la población sin seguridad social, incluyendo los términos de la progresividad de la universalidad de la atención médica (gratuidad).

2. Establecer con claridad las reglas generales el marco de transición del financiamiento de las entidades federativas para la prestación médica de primero, segundo y tercer nivel y medicamentos gratuitos para la población sin seguridad social conforme al PEF 2020 y la disponibilidad en el Programa presupuestario U005 (Seguro Popular).

3. Respecto de los casos nuevos que deriven de los 66 padecimientos reconocidos por el Fondo de Protección contra Gastos catastróficos, presentados a partir del 1 de enero de 2020, se buscará el mecanismo de reembolso de recursos que se hayan devengado por concepto de atención médica integral, conforme al tabulador vigente en 2019.

Aún existen dudas de que el Insabi logre sus objetivos marcados a diciembre, pero al igual que ocurrió con la negociación de la 4T para la creación de Guardia Nacional, la oposición ha extendido su mano en un tema quizá más sensible como es la salud de la población.

POR ROGELIO VARELA
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA


lctl

¿Te gustó este contenido?