Genios trabajando

Investigadores estudiaron cómo trabajaban algunos de los genios más importantes del Siglo 17 como Rembrandt, Caravaggio y Diego Velázquez

Genios trabajando

Un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia ha logrado uno de los más significativos avances científicos a favor del arte: conocer cómo trabajaban algunos de los genios más importantes del Siglo 17 como Rembrandt, Caravaggio y Diego Velázquez.

Hasta ahora había sido imposible tener pistas para saber cómo preparaban estos pintores los lienzos en donde iban a pintar y la forma en la que aplicaban algunas capas debajo de la superficie para después acumular una mano tras otra de pintura hasta consumar sus obras maestras.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, en Estados Unidos, recurrieron a escáners modernos y de alta velocidad así como a técnicas avanzadas de procesamiento de señales para producir una serie de imágenes cuya observación ha arrojado información sin precedente sobre los métodos de trabajo de los artistas cuya obra deslumbró al mundo hace más de cuatro siglos.

El nivel de detalle producido por esta técnica, que antes fue aplicada a la exploración de territorios en busca de petróleo, podría ayudar a los conservadores de arte a encontrar previas restauraciones, a poner en relieve zonas dañadas y a declarar la autenticidad de obras muy antiguas.

La obra objeto de la investigación fue la pintura Madonna in Preghiera, una obra de de Giovanni Battista Salvi da Sassoferrato, procedente del Musée de la Cour d’Or, Metz Métropole, en Francia.

Los científicos colocaron la obra boca abajo en un dispositivo diseñado para sostener el lienzo sin doblarse. El escáner es un generador de ondas electromagnéticas que emite señales que penetran a través de capas sucesivas de la pintura.

Partes del haz se reflejan en la pintura, produciendo señales de cada capa a medida que el escáner se desplaza en un patrón de trama similar al utilizado para crear imágenes de televisión.

Una computadora que usa una técnica de procesamiento de señales procesa después los datos, separando las señales reflejadas por cada capa para construir un mapa tridimensional de la imagen.

En la obra de Battista se encontraron las capas de pintura de base y de barniz junto con una restauración previamente desconocida.

David Citrin, profesor de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Computación de Georgia Tech, explicó que esta técnica es parecida a la forma en la que la sismología se puede utilizar para identificar las diversas capas de roca en el suelo.

Los sismólogos envían un pulso acústico y luego miden los ecos resultantes. Nosotros usamos un pulso de radiación electromagnética y luego observamos los reflejos de las distintas capas.

Hasta ahora había sido muy difícil estudiar las pinturas que datan de antes del siglo 18, porque sus capas de pintura tienden a ser delgadas.

Esto es significativo porque durante años las personas han tratado de usar datos brutos, pero realmente no se puede ver mucho sin procesar las señales, dijo Citrin.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano