Gayborhood o Zona Romántica en Puerto Vallarta

Es el único destino mexicano con una zona especializada en la comunidad LGBT+, al sur del río Cuale

Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México
Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México

Claudia N fue con sus hijos a la Zona Romántica del principal destino de sol y playa en Jalisco. Me sentí incómoda, no me sentí bienvenida, la mayoría era de la comunidad LGBT+. Este tipo de anécdotas se repiten y, por ello, las autoridades turísticas están analizando cambiarle el nombre a este sector de Puerto Vallarta.

No está fácil; a la comunidad LGBT+ no le gustan los productos diferenciados, rechazan las clasificaciones, prefieren servicios incluyentes, además éste ha sido un destino que desde el origen turístico mismo —con la producción de la película La noche de la iguana trabajaron en la cinta, creativos que eran parte de la comunidad y se quedaron a hacer patria— por eso ha permeado la conciencia y la razón Gay Friendly.

Puerto Vallarta es el único destino mexicano con una zona especializada en la comunidad LGBT+, al sur del río Cuale, con más de 70 negocios, restaurantes, hoteles, tiendas y entretenimiento, y fue visitado por más miembros de este segmento turístico que el Caribe, Alemania, España o Miami en la última investigación realizada por Community Marketing (CM) en 2015.

Ese estudio de CM, registró que nuestro país es el más visitado por el mercado LGBT+, que sumados son más de 4 millones de viajeros del segmento, con estancias promedio de cuatro noches y un gasto aproximado de 1,550 dólares que casi duplica el desembolso del visitante tradicional. Otro punto a favor de la comunidad LGBT+ es que viaja a lo largo de todo el año, no sólo en temporada alta.

Cuando cuestiono a los visitantes frecuentes a la Zona Romántica del por qué prefieren este destino, responden que por una razón de conciencia. La Zona Romántica ha surgido de manera natural, no es territorio confinado, aquí se convive por una razón de libre juicio y la comunidad vallartense los integra.

Por algo este centro turístico todos los años es galardonado por la comunidad LGBT+. Los últimos tres premios son: Best Neighborhood 2016, por GayTravel.com, Silver Award Best LGBT International Destination 2017, por Travvys (que otorgan los agentes de viajes en Estados Unidos), y Best Destination, en 2018, en los Gay Travel Awards.

Llámele como quiera: por mayor derrama económica o por principios relativos a los derechos humanos, necesitamos más destinos Gay Friendly. Por lo primero, la comunidad LGBT+ de adultos en EU invierte más de 900 mil millones de dólares por año, de acuerdo con Witeck Communictions, Inc. Pero lo segundo –y más importante aún- es que estamos fomentando una sociedad sin prejuicios.

La responsabilidad de los líderes del turismo en Puerto Vallarta es grande. Por un lado, tienen que cuidar que todos los turistas —sin importar preferencia sexual, religiosa, política, etc.— se sientan confortables. Pero al mismo tiempo poner el ejemplo para que la Comunidad LGBT+ tenga un sitio libre por convicción. Al final ellos mismos decidirán si Gayborhood o Zona Romántica.

 

[email protected]

@elcastoroficial

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas