Ganadores y perdedores

El resultado de la elección pondrá en su lugar a muchos: unos ganaron perdiendo y otros perdieron ganando

Ganadores y perdedores

# A Fuego Lento

 

Lo que vimos ayer fue un ejercicio de libertad y democracia, pero de manera interna, lo que viene en la política son ajustes de cuentas.

No es para menos, muchos ganaron perdiendo y, otros tantos perdieron, sin necesariamente haber participado de manera directa en la elección.

Aunque el PRI y José Antonio Meade perdieron la elección, por ejemplo, uno de los ganadores será el presidente Enrique Peña, porque dejó que ganara la mayoría. Para su retiro eso lo dará los bonos que por mucho tiempo le regateó la oposición.

Otro de los ganadores fue Mikel Arriola, porque si bien quedó en el tercer lugar en la contienda, pasó de ser un funcionario bien calificado a convertirse en la revelación de la elección en la CDMX y recuperó una cantidad importante de votos para el PRI en la capital.

Por otro lado, sobra decir que el ganador absoluto es Andrés Manuel, pero más allá de lo que significa su figura, su partido se convierte en el de la gran mayoría en todo el país, y con él llegan personajes que operaron a la sombra como René Bejarano, quien logró dividir al PRD para sumar votos al tabasqueño.

Algo muy parecido ocurrirá con la disidencia magisterial y con un sector del oficialismo identificado con Elba Esther Gordillo, así como con el Partido Encuentro Social, cuya fuerza e influencia la veremos en el momento en que AMLO asuma.

Entre los ganadores también podríamos incluir a los gobernadores del PAN que se opusieron a la candidatura de Ricardo Anaya, lo mismo que los senadores rebeldes y el grupo encabezado por Felipe Calderón, con Margarita como candidata. Todos ellos se preparan para tomar las riendas del partido.

Del lado de los perdedores la lista también es larga. Para abrir boca, está el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, quien se empeñó en un pleito con muchos sectores e impuso a su hijo, Rodrigo Gayosso, como candidato, pero éste fue apabullado por Cuauhtémoc Blanco.

Por otro lado, con todo y el reconocimiento que le hizo públicamente Meade, Aurelio Nuño está en la lista de los derrotados. Nunca pudo articular un equipo sólido y desdeñó a la estructura de su partido para hacer una campaña ganadora. Los resultados están a la vista.

Otro grupo que tiene que rendir cuentas por su mala actuación, es el del PRD. Ni Los Chuchos, ni las tribus chilangas encabezadas por Raúl Flores tuvieron la fuerza para frenar a Morena. El frente con el PAN y MC les servirá para sobrevivir como partido, pero quedaron desfondados con todas las deserciones que se dieron.

Y la lista de personajes con estas características es larga, como larga debe ser la reflexión sobre el ejercicio del poder en nuestro país. Ya lo vimos: el vacío de poder, tarde que temprano, se cobra en las urnas.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: También los vencedores son vencidos por la victoria

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano