Gabinete de tiliches agenda confidencial

La mayoría de integrantes del gabinete legal y ampliado no tienen experiencia en la Administración Pública Federal

Luis_Soto_
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

El senador Ricardo Monreal insiste en que el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador no está a la altura de los cambios que promueve el gobierno de la 4T.

Pero cómo quiere Monreal que estén a la altura de las circunstancias si, como hemos comentado en esta columna, la mayoría de los integrantes del gabinete legal y ampliado no tienen experiencia en la Administración Pública Federal, son improvisados, ineficientes, de poco valor y hasta inútiles, como los tiliches, pues.

En los casi ocho meses que llevan en el cargo los funcionarios han demostrado, con poquísimas excepciones, todo lo anterior y más. Varios incluso han renunciado, aunque para no reconocer que son como los tiliches, han argumentado que los influyentes le hablan al oído al presidente para mal aconsejarlo. Dos que tres secretario/as están en capilla, pero su comportamiento sumiso y el pánico que le tienen al jefe les ha valido su permanencia en el puesto, pero no por mucho tiempo, insisten los observadores.

Otra de las aportaciones políticas de Monreal, además del gabinete de inútiles, es su teoría, que dice comparte el presidente de la República, de que el 1 de julio del 2018 ganamos la elección y ganamos el gobierno, pero no ganamos el poder, porque éste se encuentra diseminado, repartido fundamentalmente en el poder económico, que es el poder real. Por esa razón, tenemos que resistir y tenemos que persistir en el cambio de régimen.

Y abunda: Le damos una sacudida al Poder y obviamente hay reacciones impresionantes porque no quieren que se toque, porque se quiere mantener este sistema corrupto de redes, de tráfico de influencia y de corrupción dentro del Poder Judicial; y no quieren alterar el status quo, cuando es inevitable reformar el sistema de justicia en México. Y remata con lo que todo México sabía: Las redes de corrupción del Tribunal, del Juzgado, del juez; el tráfico de influencias en materia política en donde se pierden los negocios aunque se tenga la razón jurídica, porque es recomendado de un político o de un juez implicado en una red de tráfico y de corrupción.

Ése es el tema de fondo que el gabinete de tiliches no ha entendido… ni entenderá porque muchos son inútiles, inservibles, acota el columnista.

***

AGENDA PREVIA

Y ya que nos referimos a Monreal, no podemos dejar pasar el comentario que hizo sobre Martí Batres, quien pretende reelegirse un año más como presidente del Senado. No he decidido, pero no le he dado mi voto anticipado a él, vamos a verlo el día de la elección. Y a él, lo que se refiere, así lo entendí, es que fue un año pesado. Estamos listos para otro año pesado… que no se prepare para otro año pesado (sino) para cinco años pesados. Y subrayó que no será una decisión del grupo de Morena, sino de la mayoría de los senadores. ¡Tómala, mi tupper challenge!

POR LUIS SOTO

[email protected]

@LUISSOTOAGENDA

¿Te gustó este contenido?