Futbol y elecciones

Los mexicanos estamos ávidos de historias de éxito como el triunfo del Tri, no de campañas que dividan

Futbol y elecciones

El árbitro iraní Alireza Faghani dio el silbatazo final del partido de México contra Alemania y ríos de gente se desbordaron por calles del Centro Histórico de la CDMX. En coche y a pie, miles de chilangos y alguno que otro turista llegaron al Ángel de la Independencia para festejar la hazaña de nuestra Selección.

Histórico momento por varios motivos, pero, sobre todo, porque es la primera vez que el Tri derrota a los alemanes en un Mundial de Futbol. La gran mayoría de los mexicanos, hasta los más apá- ticos con el balompié, vibramos, nos comimos las uñas de los nervios y se nos erizó la piel cuando todo mundo grito: ¡¡¡Gooooool!!! Gran momento para alimentar el espíritu y la esperanza de un país que hace mucho tiempo dejó de creer, no sólo en su selección de futbol, sino en su gobierno, en sus políticos y en las elecciones.

Y esta conclusión no es producto de un sesudo análisis. Los datos hablan por sí solos: En prácticamente todas las encuestas que se han levantado en este proceso electoral, un promedio de 40% de las personas que son llamadas para ser encuestadas no contesta los cuestionarios. No le interesa participar, como tampoco le interesa ni la política ni las elecciones.

El mejor ejemplo es el tercer debate presidencial, organizado por el INE el martes 12 de junio, que tuvo menor audiencia que los dos anteriores.

Unos 10 millones de personas mayores de 18 años vieron por televisión el encuentro, cifra menor que la del primer debate (22 de abril), visto por 11.4 millones de personas, y que la del segundo (20 de mayo), que fue seguido por 12.6 millones.

Para nuestras autoridades se cumplió el objetivo de maximizar la audiencia del ejercicio democrático, a pesar de que las confrontaciones cara a cara fueron vistas por un 12%, en promedio, de la Lista Nominal conformada por 88 millones de electores. En internet, también se registró menor interés por el tercer debate.

Según empresas de tecnología, del 9 al 13 de junio, el evento generó un millón 298 mil menciones efectivas en redes y medios digitales, cantidad menor en 50% respecto al primer debate, y 35% respecto del segundo.

Hasta ayer por la tarde no se conocía el rating del primer partido de México en Rusia 2018, pero podemos anticipar que las cifras romperán cualquier récord de audiencia. La marea que se dio cita en el Zócalo y el Ángel, para ver y festejar el triunfo del Tri, es una muestra de que los mexicanos estamos ávidos de epopeyas, no de historias que dividan, como las que hemos visto entre candidatos y candidatas, ni como la generada por la violencia que ya cobró la vida de 120 políticos en lo que va de este proceso electoral.

Un récord que también pone los pelos de punta.

  • ••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: No se pueden llevar a cabo grandes hazañas cuando se está en una disposición anímica normal.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano