Fátima

La violencia contra las mujeres viene desde hace siglos

Gerardo Fernández Noroña / El Heraldo de México

1. La tragedia del brutal feminicidio de Fátima es eso: brutal, y ver el video, donde va caminando confiada, rumbo a la muerte, es devastador.

2. Entiendo a quienes en su desesperación claman por la pena de muerte.

No entienden que no sólo sería violatoria de los derechos humanos más elementales esa pena bárbara, sino que, además, ellos serían los depositarios de la misma.

Parecen olvidar que las cárceles están llenas de pobres, de inocentes y, hasta hace poco tiempo, de perseguidos políticos y que los culpables de la mayoría de los crímenes están impunes hasta este momento.

3. La derecha, representada por el PRI y el PAN, actúa con absoluta hipocresía. En corto, reconocen que no es un problema partidario, coyuntural, ni del actual gobierno.

En público, gritan y despotrican, clamando contra la violencia que ellos desataron en las décadas recientes.

4. No es menos cierto que la violencia contra las mujeres viene de lejos, lamentablemente es una brutalidad que la humanidad arrastra desde hace siglos. También es verdad, que es muy reciente que se lleva una estadística sobre este flagelo y que se le está poniendo atención.

5. En relación con la profunda y antigua raíz de esa violencia contra las mujeres, baste señalar que la Iglesia católica quemaba a las mujeres sólo por ser mujeres, acusándolas de brujas; otro ejemplo demoledor es que hoy, aquí y ahora, hay lugares en el mundo donde se usa a las mujeres como mercancía y en pleno siglo XXI, muchas mujeres siguen siendo vendidas bajo un contrato matrimonial.

6. Por supuesto que esto no exime de responsabilidad a los diferentes niveles del gobierno sobre estos terribles problemas de violencia contra las mujeres.

7. Pero es profundamente hipócrita y canalla utilizar estas tragedias como bandera político-partidaria.

8. La derecha de hoy se dice feminista, y en su enorme hipocresía, por un lado clama represión a los movimientos de protesta y, por otra, dice respaldarlos.

9. La derecha siempre ha sido hipócrita, de doble moral, profundamente misógina y homófoba. Hoy pretende cambiarse de ropajes, pero esos ropajes, no les van, se ven falsos, de farsa o de franca sátira. Quien no los conozca, que los compre.

10. Si hay un político mexicano que tiene no sólo empatía, sino un enorme profundo amor por su pueblo —les pese lo que les pese—, ése es Andrés Manuel López Obrador, nuestro compañero Presidente.

11. Así que seguiremos exhibiendo la hipocresía de la derecha, pero sobre todo, seguiremos trabajando en las causas profundas generadoras de esta bárbara violencia: la injusticia, la desigualdad, el hambre, la desesperanza, la falta de oportunidades, los salarios miserables, la falta de acceso a la educación; sabemos que la respuesta no es la barbarie desde el poder y desde el Estado mexicano, sino la construcción de un verdadero estado de bienestar para nuestro pueblo.

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA

DIPUTADO FEDERAL PT

@FERNANDEZNORONA

eadp

¿Te gustó este contenido?