FCH, inepto para el dedazo

El expresidente no reconoce en su libro errores y despropósitos

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

¿Qué falló en las elecciones de 2012?, pregunté en la sesión del Consejo Nacional posterior a la elección. Hice una reflexión que resumiría así: todos fallamos. ¿Era responsable el gobierno de Acción Nacional? Sí, era responsable. Así explica Felipe Calderón en su libro, comentado ayer, lo que ocurrió en la campaña presidencial de 2012.

Si fuera honesto, hubiera reconocido que fue inepto para el dedazo; que la sucesión se le fue de las manos, que Josefina Vázquez Mota se le coló; que en la votación del 5 de febrero de 2012 –donde se eligió la candidatura de su partido— sufrió un duro revés porque Pina se presentó como la candidata independiente del poder y del control presidencial. Y que una clara mayoría de panistas dijo no al dedazo, no a la conducción política de Felipe Calderón en el gobierno y en el liderazgo en el partido.

¡No sé por qué perdió, si íbamos a toda madre!, quiso decir Calderón en el siguiente párrafo. El PAN en el gobierno transformó a México en muchas vertientes. La nación estaba en curso de convertirse en una sociedad con una creciente clase media y el porcentaje de población en pobreza extrema había disminuido casi 30% durante los gobiernos panistas… había programas sociales con gran impacto social… habíamos superado la peor crisis económica global y la economía estaba en su mejor momento. Nuestro gobierno tuvo la mayor inversión en infraestructura de la que haya registro. En todo caso –concluí—, una cosa en la que claramente fallamos fue en la difusión de logros y en la explicación de nuestras decisiones y políticas.

Lo que ocurrió fue que ya en campaña, Josefina mantuvo posiciones políticas distantes de las del Presidente. Nadó de a muertita en los temas de seguridad, guerra antinarco, impuestos, finanzas públicas y combate a la pobreza. Hizo una campaña repleta de generalidades. Calderón nunca se enteró que cuando arrancaron las campañas presidenciales –30 de marzo de 2012– la del PAN comenzó de la peor manera posible y se mantuvo dando tumbos; sin plan, sin objetivos precisos y azotada por errores, resbalones, torpezas y despropósitos. Ese día empezó también la prolongada agonía de la candidata panista.

Eso de que Josefina llegó a estar a poco más de dos puntos de distancia de Enrique Peña fue sólo una ilusión, por no decir que una burda mentira.

•••

AGENDA PREVIA: Qué intereses mueven al magistrado del TEPJF, Reyes Rodríguez, quien mantiene su inexplicable y necia opinión de que ese órgano no desahogue asuntos pendientes en sesiones remotas como ya lo hizo la propia SCJN con la ley Bonilla. El miércoles, en sesión a distancia, pero privada, insistió en no desahogar los asuntos pendientes durante la pandemia.

POR LUIS SOTO

LUISAGENDA@HOTMAIL.COM 

@LUISSOTOAGENDA

eadp

¿Te gustó este contenido?