Fátima… perdón

¡Sí! Pero la crisis actual evidencia la falta de compromisos sociales, políticos y judiciales por la que atravesamos

Christian von Roehrich / Diputado del PAN en el Congreso de la CDMX / @Christianvonroe / Columna Invitada

Una vez más México está de luto, tenemos que reconocer el fracaso del Estado para el cuidado de la infancia en nuestro país, el cual lleva décadas.

¡Sí! Pero la crisis actual evidencia la falta de compromisos sociales, políticos y judiciales por la que atravesamos.

Recientemente la Red por los Derechos Infantiles en México (Redim) dio a conocer datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El informe arroja que entre enero de 2015 y julio de 2019 se registraron en el país tres mil 297 feminicidios.

De esa cifra, 317 han ocurrido entre la población de cero a 17 años, es decir, uno de cada 10 feminicidios en territorio mexicano afecta a niñas y adolescentes.

Por otro lado, la Red por los Derechos Infantiles en México informó que en 2018 ocurrieron siete asesinatos al mes contra niñas y adolescentes.

Hasta el mes de julio de 2019 se identificaron 59 feminicidios en el mismo sector de la población, por lo que el promedio mensual incrementó a ocho feminicidios.

Y por si fuera poco, durante los primeros siete meses de 2019, de acuerdo a la información que da la Red por los Derechos Infantiles en México, éste sería el periodo más violento por el delito de feminicidio infantil, con un crecimiento de 13.5 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2018.

Por todo esto, la organización Save The Children México, además de solidarizarse con la familia de Fátima, hizo un llamado a la sociedad y gobierno mexicano para poner un alto a violencia.

Según datos proporcionados por la organización, diariamente cuatro niñas o niños son asesinados en México.

Sin duda la desaparición y muerte de Fátima Cecilia, de tan solamente siete años de edad, ha conmocionado a varios sectores de la sociedad mexicana.

Y no podemos dejar en el olvido, una vez más, ni a ella ni a todas las niñas y mujeres que por años han sido asesinadas y violentadas.

Es momento de que mujeres y hombres, en una sociedad comprometida y participativa, sumemos esfuerzos para aniquilar, disminuir y erradicar este tipo de delitos que sólo lastiman más a un país en crisis que pide a gritos ayuda.

Somos más los que queremos un mejor lugar para vivir, calles y espacios libres de violencia para que nuestras niñas y mujeres se sientan seguras y tranquilas.

Sumemos voces y acciones, los hombres de México tenemos que cambiar y dejar de lado el machismo que por décadas ha lastimado a este país, empecemos por nosotros y alcemos la voz por ellas.

POR CHRISTIAN VON ROEHRICH

DIPUTADO DEL PAN EN EL CONGRESO DE LA CDMX

abr

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.