Ex tecnócratas de punto ciego

Lo presentado por el gobierno es insuficiente, decepciona y no es un buen plan de negocios

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

En los últimos días he convivido con varios de los extecnócratas que manejaron las políticas públicas del país durante años. En estos días he escuchado una gran cantidad de opiniones contrarias al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Con pulcritud argumentativa, me dicen que el Presidente se equivoca en casi todo.

Para quienes tienen cierto tipo de formación académica resulta fácil criticar las decisiones de AMLO. Estas personas cuentan con el bagaje lingüístico para disparar términos: rendimiento sobre la inversión; valor presente neto; balance primario… Sin embargo, parece que a más de siete meses de la elección no han interiorizado que su experiencia y sus grados académicos fueron insuficientes frente al mandato que más de 30 millones de mexicanos le dieron a AMLO. Además, ni siquiera se imaginan siendo oposición real.

En la mejor de las lides he preguntado a algunos si no hay una especie de punto ciego en su visión. Pero rápidamente se refugian en algún argumento técnico con el que se sienten cómodos dentro del circuito financiero al que pertenecen.

Es verdad que el Presidente ha tomado decisiones equivocadas (como mantener el avión presidencial estacionado, o cancelar el nuevo aeropuerto).

No obstante, varias de sus decisiones representan simplemente una manera diferente de abordar los problemas del país.

Los técnicos económicos gozaron de amplios espacios de influencia sin haber logrado enamorar a la población sobre los beneficios de sus decisiones cuando estuvieron en el poder.

Los reportes de JP Morgan, Citibanamex o Fitch sobre lo que ha ocurrido en Pemex en las últimas semanas se inscriben en la lógica de la técnica financiera. Desde ese punto de vista, tienen razón; es decir, lo presentado por el gobierno es insuficiente, decepciona y no es un buen plan de negocios. Sin embargo, ¿qué pasaría si, llegada la hora crítica, AMLO se quita hasta la camisa —como él mismo ha señalado— para pagar las deudas e invertir en esa empresa?; ¿cómo reaccionarían los técnicos si el Presidente vende activos del gobierno; si de pronto genera contratos de servicios de largo plazo con empresas extranjeras; o si en unos meses estamos hablando de una reforma fiscal progresiva?

Insisto en lo que he dicho: con AMLO nos puede ir muy bien económicamente.

En mi opinión, lo único que está haciendo el Presidente es intentar resolver una ecuación sin la metodología que muchos aprendimos en un aula.

Con intuición, una cualidad que te quitan en muchas universidades.

ANTONIO DEL VALLE

Bien haría el nuevo presidente del Consejo Mexicano de Negocios en: (1) ampliar la membresía; (2) aplicar una política de comunicación totalmente renovada hacia la sociedad; (3) establecer una agenda de futuro hacia nuevas industrias y tecnologías (casi nadie habla de eso en México).

 

[email protected]

@soycarlosmota

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPosdata

Posdata