Europa para los europeos

Rusia 2018 llega ya a su ocaso y no recuerdo que un mundial de futbol me haya apasionado tanto como éste

Europa para los europeos

 

Gocemos que tendremos una final inédita y que en Croacia y Bélgica está la posibilidad de tener a un nuevo campeón, que podría sumarse a la lista de ocho países que han ganado una Copa. Inglaterra y Francia podrían obtener su segundo título después de décadas. Las semifinales que serán emocionantes. Los galos que, pienso, con Brasil eliminado, tienen el mejor equipo, ¿demostrarán ante Bélgica que esta generación de jugadores que dirige Didier Deschamps dejó atrás los problemas extra futbolísticos? Y, luego, en la eventual final, ¿se consolidarán? Creo firmemente que Francia será campeón.

Lo deseo porque me enamoré de este equipo: del desempeño magistral de Griezmann, de la experiencia de Lloris; del nacimiento de una figura como Mbappé y del golazo de Pavard. Pero no me confío. Bélgica será un rival durísimo.

Ya se habla de una generación dorada la de Lukaku, Fellaini, Courtois, Harzard, Vertonghen. Nunca un campeón del mundo lo ha hecho dirigido por un entrenador extranjero. Roberto Martínez es español. ¿Eso condena a Bélgica? ¿Cuenta como la suerte que tuvo Rusia pero que ya se le acabó? Entre los cuatros semifinalistas encontramos que, con excepción de Inglaterra, los integrantes de Croacia, Bélgica y Francia prácticamente todos juegan en ligas extranjeras.

De las tres plantillas, 18 elementos pertenecen a algún club de la Liga Premier. Y de Inglaterra los 23 jugadores forman parte de un equipo inglés. Es decir, en la final de Rusia 2018 la legión de la Liga inglesa muy probablemente será mayoría. Y el Equipo de la Rosa tiene ante sí, como nunca antes, la oportunidad de convertirse en monarca. Desde 1966 quienes crearon el futbol no saben de títulos mundiales. 23 jugadores que están en los mejores clubes: ManU, Manchester City, Liverpool, Arsenal.

Hasta el modesto Tottenham aporta elementos, entre ellos el goleador hasta ahora del Mundial, Harry Kane. Incluso Paul Scholes declaró que el éxito del equipo de Gareth Southgate es por la influencia del catalán Pep Guardiola que la temporada pasada hizo campeón al Manchester City.

Después de 28 años fuera de las semifinales, Inglaterra alcanzó esa fase y Scholes considera que es la influencia en el plan de juego de Southgate y lo que Guardiola ha aportado a la Liga inglesa, que ha sido históricamente el paraíso. Es la élite del futbol.

Es una incógnita como una Liga tan fuerte ha tenido ese prolongado ayuno mundialista. Cómo sus selecciones menores sí han sido exitosas pero al dar el salto a la mayor han prevalecido las frustraciones. El Mundial terminó siendo Eurocopa.

Con Brasil se fue el último representante de América Latina. Diacrítico. Gozo también viendo jugadores de todos los orígenes, de todas las razas, jugando en un mismo equipo, en un maravilloso mosaico. La migración le ha dado tanto al futbol europeo.

Eso es también el Mundial: integración, fronteras abiertas, abrazar a los diferentes en pos del triunfo

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano