Estuvo mal el planteamiento

No a todos los funcionarios se les da exponer en el tono que lo hace AMLO, es cosa de profesionalizar el discurso

Héctor Serrano Azamar / Heraldo de México /
Héctor Serrano Azamar / Heraldo de México /

Quien la semana pasada metió en aprietos al Presidente de la República fue su Secretario de Hacienda, el motivo, la explicación que dio sobre el recorte presupuestal a las estancias infantiles. El funcionario planteó las causas que llevaron al gobierno federal a tomar la determinación de cancelar los recursos económicos con los que, hasta el año pasado, operaban cerca de 10 mil estancias infantiles distribuidas en todo el país.

Destacó que el objetivo era otorgar el recurso de manera directa para evitar el manejo opaco que se dio en algunos casos, donde empresarios y autoridades estatales se beneficiaron indebidamente. También mencionó que fueron alrededor de 350 mil niños los dados de alta en las estancias infantiles durante 2018 y que, a partir de este año, los padres de familia podrían recibir por cada niño la cantidad de 1600 pesos bimestrales de forma directa.

Hasta ahí la cosa no iba tan mal, el problema vino cuando el Secretario de Hacienda trato de dar una alternativa para solucionar el problema que enfrentan muchos de los usuarios de estos servicios, sugirió en lugar de darle dinero a las estancias, pos se les da a los papás y se lo den a las estancias infantiles o a lo mejor hagan otra cosa, porque a lo mejor con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar, quizás mejor, a las niñas y los niños. Desde ese día, las redes explotaron en su contra, el Secretario ha recibido críticas de todo, particularmente de mujeres que ven en su sugerencia un alto contenido machista; a su juicio, otorga un estereotipo inmerecido a las mujeres que son abuelas. Coincido, las mujeres son mucho más que eso y el comentario de Don Carlos esta fuera de lugar; afortunadamente nuestras compañeras ya se han encargado de poner a cada quien en su lugar.

Ahora bien, tendríamos que analizar la propuesta en su conjunto para determinar su efectividad y viabilidad, me refiero a la posibilidad de entregar los recursos públicos con que contaban las estancias infantiles de forma directa a los padres de familia, el subsidio ahora será entregado a los usuarios y ellos determinarán seguir pagando sus servicios o aplicar el recurso en otra cosa, es la sustitución de un programa social por otro.

Donde esencialmente falló el Secretario de Hacienda fue en el planteamiento, tuvo la oportunidad de encauzar el debate nacional en torno a la responsabilidad de los padres en el cuidado de los hijos y de la efectividad de las estancias infantiles en dicho fin, pero el tono jocoso terminó por arruinarlo.

No a todos los funcionarios se les da exponer en el tono que lo hace el Presidente, cosa de entenderlo y de profesionalizar el discurso como lo amerita el cargo.

En esta ocasión, una propuesta que pudo haber tenido mucho éxito terminó por enlodarse, por eso le digo ¡estuvo mal el planteamiento Don Carlos!

 

@hserranoazamar

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La mirada de Santiago Nieto