Estrenan 4 mil obras al año en la Ciudad de… Buenos Aires

En los últimos años, el boom del teatro en la CDMX, se debe al subsidio, al impuesto a espectáculos públicos del que gozamos desde 2000, otorgado por el entonces jefe de Gobierno, López Obrador

Rebeca Moreno
Rebeca Moreno / Productora de Teatro y Promotora Cultural / Articulista Invitada

Esto dicho la semana pasada por Alejandro Casavalle, quien ocupa la Dirección del Consejo provincial de Teatro Independiente en Buenos Aires. Esto significa 11 estrenos diarios. Y Casavalle además, asegura, hay público suficiente para la oferta. Y es que claro, esta cifra no tendría lógica si no hubiese demanda y salas de teatro suficientes.

Si bien es cierto que para los productores de teatro, el referente ha sido Broadway, que además, es un bastión turístico, (según New York Times, más del 80% de los asistentes no son residente de la Ciudad), Buenos Aires se ha convertido en un referente al convertirse en la ciudad con más teatros en el mundo.

Pero esto fue al correr de los años y gracias a los incentivos fiscales y de creación de espacios. En Buenos Aires, toda la producción teatral está exenta de impuestos. Y cabe aquí hacer un paréntesis, porque el boom del teatro en la Ciudad de México en los últimos años se debe al subsidio, al impuesto a espectáculos públicos del que gozamos desde 2000, otorgado por el entonces Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador y del que hoy no tenemos certeza.

Estamos en un momento clave para convertirnos de verdad en una Capital Cultural de América. Gracias al impulso que la Red de Espacios Culturales Independientes Organizados, RECIO y otras organizaciones han recibido por las autoridades de cultura, el jueves pasado fue llevada al pleno del Congreso de la Ciudad de México la iniciativa con proyecto de decreto que expide la Ley de Espacios Independientes de la Ciudad de México, ley que protegerá e impulsará la creación de espacios no lucrativos emulará una red de espacios como los independientes de Buenos Aires. Enhorabuena.

Ahora tocará al gobierno de la Ciudad de México y a las alcaldías el rescate de sus propios espacios que están vacíos o sirviendo para otros fines como el Teatro del Pueblo en la delegación Cuauhtémoc y el maravilloso Fausto Vega en Iztapalapa.

Como productor preferente de un Teatro del IMSS, puedo decir que de los ocho teatros que hay en la Ciudad, seis de éstos los tenemos empresarios de teatro con gran oferta y demanda, algunos con programación durante toda la semana como operan la mayoría de los teatros del INBA y del Sistema de Teatros de la Ciudad, lo cual no es tarea sencilla, ya que como sabemos, la Secretaría de Cultura destinará un porcentaje de su presupuesto a rehabilitar a Los Pinos para ser un Centro Cultural en forma.

Y es que: El teatro es de quien lo trabaja. Se necesitan recursos para programar, administrar, operar, producir y lo más importante, hacer que venga el público para que sea una empresa que reditúe, se reinvierta y sobreviva sin el erario.

 

 

POR REBECA MORENO

PRODUCTORA DE TEATRO Y PROMOTORA CULTURAL 

HERALDODEMEXICO.COM.MX

eadp

¿Te gustó este contenido?