Estragos de la boda del año

Tres ministros de la Suprema Corte no resistieron el consejo de la prudencia y acudieron a la boda del año

Enrique_Rodríguez_
Enrique Rodríguez / Libertad bajo palabra / Heraldo de México

Mientras el Gobierno Federal ve con recelo las resoluciones en juzgados y tribunales sobre la ola de amparos presentados para suspender la construcción del aeropuerto de Santa Lucía y la conservación de lo ya edificado en Texcoco, en la época en que más se ha descalificado el trabajo de los juzgadores federales por parte del Ejecutivo, tres ministros de la Corte no resistieron el consejo de la prudencia y acudieron a la boda del año para acompañar al abogado Juan Collado en el enlace matrimonial de su hija.

No hubo medio que haya dejado de mencionar el gran festejo con las respectivas fotos y videos del 18 de mayo, en el que también departió el expresidente Enrique Peña Nieto con su nueva pareja. No sobra decir que los ministros que asistieron lo hicieron en ejercicio de su libertad personal, sin embargo la acción ya trascendió al ámbito institucional. El gobierno de Chihuahua solicitó que se analice la eventual declaratoria de impedimento para que los ministros Luis María Aguilar, Eduardo Medina Mora y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena se abstengan de conocer de los litigios entre el gobernador Javier Corral y Peña Nieto.

Días antes de la conclusión del sexenio anterior, fue precisamente el ministro Medina Mora quien otorgó una suspensión para evitar que la Fiscalía de Chihuahua ejerciera acciones contra Peña. Por cierto, ayer la segunda sala de la Corte matizó dicha suspensión y resolvió que el mexiquense podrá ser investigado en Chihuahua por delitos que afecten a la entidad, sólo en el ámbito local.

Independientemente de que no se les declare impedidos, el daño ya está hecho. La solicitud de análisis para descalificar a los ministros asistentes a la boda, por los aparentes lazos de amistad con el ex mandatario y uno de los litigantes más afamados de México, ya surtió efectos que van más allá de lo jurídico. Será cuestionada la objetividad de los togados en los asuntos pendientes o futuros que tengan que ver con el ex Presidente o relacionados al litigante Collado en la Suprema Corte y esto será aprovechado por los detractores del máximo tribunal.

Hace años un reconocido ministro, ahora en retiro, al responder cómo debía ser su comportamiento personal me confió: Somos como monjes jurídicos, debemos tener una vida personal reservada, alejada de cualquier situación que pueda comprometer nuestro criterio. Me permito agregar una expresión popular para definir el contexto actual no está el horno para bollos.

***

EDICTOS: A través de una carta de siete cuartillas, el ministro Eduardo Medina Mora ofreció a sus colegas, jueces y magistrados del Poder Judicial de la Federación detalladas precisiones sobre sus operaciones bancarias, materia de filtraciones periodísticas que sugieren un supuesto comportamiento financiero irregular. Bienvenida la aclaración; sin embargo, me pregunto ¿por qué no se dio esta respuesta hace dos semanas, para mitigar y hasta desactivar el dirigido golpeteo en su contra? Hasta el domingo.

POR ENRIQUE RODRÍGUEZ 
[email protected]
@JENROMA27

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas