Estamos a tiempo

Este PND 2019-2024 nos quedó a deber desde su estructura, fundamento y metodología, porque es un documento que no cumple con los requisitos establecidos en la Constitución ni en la Ley de Planeación

Marco A. Gutiérrez Huerta / Presidente de la CNEC / @CNEC_MEXICO / Tiempos de Infraestructura
Marco A. Gutiérrez Huerta / Presidente de la CNEC / @CNEC_MEXICO / Tiempos de Infraestructura

LA INFRAESTRUCTURA DE un país está estrechamente relacionada con el desarrollo del mismo, infiere directamente en el crecimiento económico y por lo tanto, establece las ventajas competitivas o no, que ofrece un país, tanto en el interior como en el exterior.

Como secretaria del Grupo Parlamentario del PRI de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados, he seguido el tratamiento que este Gobierno de México, ha hecho con los recursos destinados a obra pública.

Primeramente, hacen una reorganización de las comisiones dentro de San Lázaro, ya que anteriormente, esta comisión estaba pensada para hacer un seguimiento estrecho a los recursos que ejerce la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT); sin embargo, ahora, la Comisión sólo es infraestructura sin transporte, viéndose acotada a sus funciones en Ramo 09; lo que la hace de inmediato, estar fuera de los grandes proyectos del presidente, Santa Lucía y Tren Maya; además que los sacan del Ramo 09 y los etiquetan en ramos donde las Secretarías encargadas, no cuentan con la experiencia e infraestructura para llevar proyectos de gran calado, como ya se ha visto.

Un escenario perfecto para que no haya presión desde el poder legislativo en el ejercicio de los recursos. A lo anterior, vale la pena hacer un análisis de lo que hoy tenemos de resultados, con la poca planeación que este gobierno, ha implementado. Desde la óptica del Sistema Nacional de Planeación del Desarrollo, considerado en la Constitución, que, sin duda, tiene como objetivo lograr el crecimiento económico, generando empleos y que permita una distribución equitativa del ingreso y la riqueza; me gustaría enfatizar ciertas consideraciones.


 

 

El principio del Sistema de Planeación del Desarrollo es el Plan Nacional de Desarrollo, un documento rector del actuar del Poder Ejecutivo. Este PND 2019-2024 nos quedó a deber desde su estructura, fundamento y metodología, porque es un documento que no cumple con los requisitos establecidos en la Constitución ni en la Ley de Planeación.

Entre otras cosas, no hay claridad y no se identifican objetivos, estrategias y líneas de acción en infraestructura en materia educativa, salud, científica y tecnológica, hidráulica, turismo, deportiva y cultural. Siguiendo con el Sistema de Planeación, el documento que podría salvar la orientación de los recursos para obra pública, de tal forma, que detone el crecimiento económico del país, podría ser el Programa Nacional de Infraestructura, el cual, no está listo aún, pero en el cual podrían estar concatenadas las condiciones para generar crecimiento. De acuerdo con la CEPAL, se pueden identificar tres condiciones relacionadas con la infraestructura que determinan el grado en que se materializan los efectos esperados de la inversión sobre el crecimiento económico.

La primera condición es la presencia de externalidades económicas positivas, la segunda condición tiene que ver con los factores de inversión, que se relacionan con la disponibilidad de fondos y el tercer aspecto está constituido por factores políticos, relacionados con el entorno político e institucional en el que las decisiones de inversión son llevadas a cabo; esto es que, para lograr el crecimiento económico, debe existir un entorno favorable generado por decisiones políticas complementarias, que otorguen certidumbre y estabilidad al inversionista. En este sentido, solo contamos con una condición, que está a punto de cambiar con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, principales socios comerciales de nuestro país.

Ahora bien, viéndolo a contario sensu, la ausencia de una infraestructura adecuada, así como la mala calidad de servicios de infraestructura, representan obstáculos esenciales para la implementación eficaz de políticas de desarrollo y por lo tanto crecimiento económico. Y ahí es donde, se pudiera explicar y entender el crecimiento CERO del último trimestre de nuestro país.

El gasto total en inversión en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019 es de 715,640.9 millones que se compone de tres rubros: -Inversión física. -Subsidios de inversión. -Otros tipos de inversión. Destaca que el rubro de desarrollo económico muestra un ejercicio de sólo 37 por ciento, a pesar de ser el sector que más detona el crecimiento y el que más tarda en ejercerse, ya que se trata de obra que debe comprometerse con tiempo suficiente para terminarla en el ejercicio fiscal.

Estamos a tiempo de consolidar en México un PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA, que sea integral y nacional, es decir, que impulse el desarrollo de la productividad y la competitividad a lo largo de la Nación, que permita, a su vez, integrar las regiones a la economía (nacional y global), para ello es importante contar con capacidad logística y de transporte. Por ende, es necesario que se revisen a profundidad y se mejoren los procesos de contratación, construcción y mantenimiento de infraestructura.

En el Grupo Parlamentario del PRI, estaremos aportando conocimientos, ideas, experiencia y método, para que el Presupuesto de Egresos de 2020, cuente con recursos suficientes y necesarios para este México que merece potencializarse como el gran país que somos.

Por Anilú Ingram Vallines

Secretaria de la Comisión de Infraestructura en Diputados

[email protected]

edp 

¿Te gustó este contenido?