Estadio de vanguardia al Bajío

Lo que es un hecho desde ahora es que los ganadores de este proyecto serán sin duda los aficionados

Estadio de vanguardia al Bajío

Todo indica que los aficionados al balompié en el estado de Guanajuato están a punto de disfrutar de uno de los mejores estadios de futbol a nivel mundial. Recientemente, los presidentes del Club León y del Grupo Pachuca, Jesús Martínez Murguía y Jesús Martínez Patiño, respectivamente, dieron a conocer que se encuentran por decidir entre seis de los proyectos más innovadores, en cuanto a diseño e infraestructura se refiere, para construir el nuevo Estadio León.

Y es que las propuestas que han sido presentadas superan todas las expectativas relacionadas con estructura, arquitectura, funcionamiento y virtudes técnicas; tanto, que aseguran que León tendrá uno de los estadios más vanguardistas de todo el continente.

Las propuestas para el nuevo estadio fueron compartidas con el gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez; el gobernador electo, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo; así como con el alcalde de León, Héctor López Santillana.

Las firmas que compiten son GENSLER, HKS, IDOM, POPOULUS+Link, GVI y VeFO, reconocidas como las mejores a nivel nacional e internacional en diseño y arquitectura de estadios.

La duda quedará despejada en las próximas semanas; lo que es un hecho desde ahora es que los ganadores de este proyecto serán sin duda los aficionados, y sobre todo no perder de vista que nuestro país, junto con Estados Unidos y Canadá, organizarán la justa mundialista de 2026, quizá el nuevo recinto deportivo se sume a las sedes con las que ya cuentan los organizadores —Estadio Azteca, casa del Club América y Cruz Azul; BBVA Bancomer, del Club Rayados de Monterrey; Estadio Akron, de las Chivas Rayadas de Guadalajara, y Territorio Santos Modelo, de los Guerreros del Santos Laguna—. Quitando al Azteca, los estadios descritos son, por mucho, espacios deportivos que están a nivel de los más modernos del mundo.

ENDEUDAMIENTO

Al cierre de junio de este año la deuda histórica que heredará el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador es de 10 billones 578 mil millones de pesos; estamos hablando de un incremento de 487 mil millones respecto al cierre de diciembre. Con estas cifras, no es de sorprender todas las medidas que el gobierno entrante está proponiendo para comenzar a ahorrar y detener el despilfarro, entre ellas, los recortes salariales en el gobierno, eficientar el gasto en programas sociales o generar más ingresos para el Estado a través de la ampliación de la base de contribuyentes mediante impuestos que ya existen. A pesar del escepticismo de muchos, las nuevas medidas de carácter fiscal anunciadas por personajes como Carlos Urzúa y Gerardo Esquivel, futuros jerarcas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se materializarán en una ineludible reforma para 2019 que resultan necesarias para salvaguardar el futuro económico del país. Por cierto, sólo faltan 114 días para la toma de protesta del López Obrador.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano