Perredistas tienden puentes a Morena

Cada día son más los que envían señales al partido de AMLO para que los considere y por delante ponen la fuerza territorial que aún les queda


Morena en la Ciudad de México se alimentó de perredistas, pero cada día son más los que envían señales al partido de Andrés Manuel López Obrador para que los considere y por delante ponen la fuerza territorial que aún les queda. La primer tribu en tender puentes es la lidereada por René Bejarano, pero no es la única.

En las elecciones de 2015, Morena ganó las delegaciones que tenía bajo su control la corriente Izquierda Democrática Nacional, mejor conocidos como Bejaranos, se trata de Cuauhtémoc, Tlalpan, Azcapotzalco; lo mismo pasó con los distritos. Actualmente en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal sólo tienen una diputada de esa tribu, Beatriz Olivares.

El hecho de que terminen de migrar los seguidores de Bejarano depende de los espacios que les abra el nuevo partido, las señales hasta el momento es que quieren Cuauhtémoc o Iztacalco; en esta última delegación la postulada sería Olivares Pinal; sin embargo, en Morena decidieron que la mitad de alcaldías con sus diputaciones serían encabezadas por hombres, dentro de esas se encuentran las que quiere IDN.

A diferencia de otras tribus, Bejarano mueve su ajedrez y tiene sembrados cuadros en ambos lados del tablero, así garantiza que nunca perderá todo; tiene cinco legisladores en la Cámara de Diputados, un grupo pequeño que se vende caro. Maricela Contreras es presidenta de una comisión especial, su asesor forma parte de una  terna en Morena; Alejandro Ojeda es vicepresidente de la Mesa Directiva, su esposa Aleida Alavez es diputada de Morena en la ALDF; Leonardo Amador es presidente de una comisión y Lluvia Flores es secretaria en dos; Fidel Calderón es el encargado de finanzas del grupo parlamentario.

Algunos morenistas han visto que Alfredo Hernández Raigosa de Vanguardia Progresista busca un puente hacia Morena, de esta forma se sumaría a los cuadros de Iztapalapa que emprendieron camino como el ex delegado Jesús Valencia; Aleida Alavez que obtuvo la diputación por el PRD y en los primeros días de la legislatura cambió de militancia. Esta pendiente la definición de Arturo Santana.

En Tláhuac, el Frente Popular Francisco Villa tiene su mayor bastión y lo ha dividido entre los dos partidos, Gilberto Ensástiga fue el primer delegado de Los Panchos. Su corriente Patria Nueva se ha volcado en la promoción de Morena, pero mantiene su militancia amarilla.

Respecto a los seis diputados federales que cambiaron de camiseta hace unos días, llama la atención por el origen de sus corrientes Jesús Valencia y Ana Leticia Carrera eran de ADN, la tribu de Héctor Bautista; Karina Barón y Francisco Javier García Chávez estaban con los Galileos, el grupo de Guadalupe Acosta Naranjo; Carlos Hernández Mirón de Vanguardia Progresista, cuya cabeza es Héctor Serrano; Alberto Martínez Urincho de Nueva Izquierda.

Mientras, el PRD capitalino sigue paralizado.

 

Columna anterior: TUCOM en Morena

¿Te gustó este contenido?