Eruviel, experto en cavar

Le hubiera convenido no asomar la cabeza. O al menos no tan pronto. Porque su saldo en el Edomex es todo menos presumible


Al flamante nuevo líder del PRI en CDMX Eruviel Ávila lo persigue su propio pasado. Lo siguen sus malos resultados. Aún así la dirigencia nacional tricolor que encabeza Enrique Ochoa echó mano de él ante la desesperación de tener un partido zombie que apenas vale 7.7% en la Ciudad -eso obtuvo en el proceso electoral de la Constituyente-. Pero la decisión puede revertírseles, como bumerang.

Una mínima revisión a su gobierno en el Edomex habría bastado para que el PRI desistiera de tal ocurrencia. Con Eruviel, crecieron todos los delitos con respecto al periodo anterior. Datos del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública y el Observatorio Ciudadano: el secuestro se disparó 74.45% -uno cada 24 horas, 25% del total nacional-; los feminicidios, 96.42%; homicidios, 24.43% -12 mil en su sexenio-; robo de vehículos, 78.34% -115 diarios, 40% del total nacional-; robo a negocio 120%… Según la Encuesta de Victimización y Percepción sobre seguridad 2016 del Inegi, el Edomex registró el número de delitos más alto del país: 6 millones 131 mil 692.

Una mínima revisión habría ilustrado que Eruviel dejó un estado sumido en la pobreza. En 2012, cuando comenzaba su sexenio, 45.3% de la población estaba en condición de pobreza: 7 millones 328 mil 700 personas. Años después, casi un millón más. El 49.6%: 8 millones 269 mil 900 personas (Coneval).

Una mínima revisión habría dado cuenta que los mexiquenses lo castigaron en las urnas el 4 de junio pasado. Él ganó, con el apoyo de la maquinaria priista en 2011, con más de tres millones de votos; seis años después solo pudo heredarle al actual gobernador Alfredo del Mazo, dos millones, en un sufrido triunfo.

Una mínima revisión habría dado cuenta que hace unos días un juzgado de distrito del Poder Judicial de la Federación exhibió que presuntamente asignó notarías a sus amigos y excolaboradores sin que estos acreditaran experiencia y tan solo a dos meses de dejar la gubernatura.

¿Esos resultados son los que venderá el PRI de Eruviel a los capitalinos?

Pero si su herencia no bastara, una mínima revisión habría ilustrado que, en lo que toca a los problemas de CDMX, no solo no se involucró, sino que le metió el pie cuando pudo. En plena crisis por la contingencia ambiental en marzo del año pasado, por ejemplo, el entonces gobernador mandó cerrar los rellenos sanitarios donde la capital depositaba parte de su basura. Eruviel le dio la espalda a la Ciudad que se asfixiaba en smog, a pesar de que buena parte de la contaminación la generan quienes viven en el Edomex y estudian o trabajan aquí.

Eruviel le hubiera convenido no asomar la cabeza. O al menos no tan pronto. Porque su saldo en el Edomex es todo menos presumible. No dio buenos resultados. ¿Qué les hace pensar en el PRI que ahora sí lo hará? Si querían que alguien los sacara del hoyo no hubieran invitado a quien es experto en cavar.

 

Off the récord

Y va tras Ricardo Monreal que lo barrió en la elección de junio pasado. El delegado en Cuauhtémoc operó para Morena los distritos de Ecatepec, la tierra de Eruviel. Todos los ganó. Vaya, hasta en la casilla donde votó el entonces gobernador, le pasó por encima. Ahora le rogará que sea candidato del PRI a Jefe de Gobierno.

 

Columna anterior: La reunión sui generis en Los Pinos

¿Te gustó este contenido?