Errores y aciertos

Jean-Éric Vergne se convirtió en el primer bicampeón de Fórmula E en la 5ª temporada de la categoría eléctrica

Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México
Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México

Mientras Sebastian Vettel sigue cometiendo errores imperdonables, y Lewis Hamilton avanza con rotundidad hacia su sexta corona de Fórmula 1, Jean-Éric Vergne tuvo el gran acierto de convertirse en el primer bicampeón de Fórmula E, cuya quinta temporada concluyó el fin de semana pasado en el circuito callejero de Brooklyn.

De esta manera, el piloto francés repitió el logro de la temporada anterior, y una vez más llevó a buen puerto al equipo chino DS Techeetah (222 puntos), que se adjudicó la victoria por delante de Audi ABT Sport (203) y de Envision Virgin Racing (191).

En lo tocante a la tabla de pilotos que encabezó Vergne (136 puntos), hay que destacar la labor del suizo Sébastien Buemi, de la escudería Nissan e.dams (que este año cedió su lugar a su socio Renault, y obtuvo 119 unidades), y en tercer lugar quedó el brasileño Lucas di Grassi (108 puntos), que corre para Audi.

Se trata de tres pilotos que han disputado los cinco campeonatos de Fórmula E, que en la campaña recién concluida estrenó el Gen 2, como se denomina al monoplaza que tiene un mejor desempeño que su antecesor, y es la prueba fehaciente de que la categoría con cero emisiones de contaminantes avanza en la dirección correcta, en cuanto a inversión de tecnología se refiere.

A diferencia de la Fórmula 1, en que los resultados suelen ser muy previsibles, la categoría eléctrica sigue creciendo, y este año sorprendió mucho un hecho en concreto: hasta ocho pilotos distintos, de un total de 25 participantes, ganaron carreras, lo que añadió una emoción especial un campeonato que en México vivió una de sus pruebas más emblemáticas con aquel final cardiaco de Di Grassi en el Autódromo Hermanos Rodríguez, de mediados de febrero.

El actual campeón llegó en tercer lugar en la segunda y definitoria carrera de Nueva York, pero eso le bastó para acumular la cantidad de puntos necesaria para convertirse en el primer bicampeón de la categoría, hecho que supone un hito histórico difícil de conseguir, en virtud de lo abierto de los resultados de la Fórmula E, y que no hay, como en Fórmula 1, un equipo dominante.

Es precisamente esta condición lo que ha hecho más interesante a la categoría que dirige el español Alejandro Agag, y que cada año realiza un promedio de 12 carreras en los cinco continentes, tal y como sucedió en 2018-2019.

Ahora habrá que esperar unos cuantos meses para que esta competición arranque de nuevo en el circuito de Al-Diriyah, de Arabia Saudita, con la jornada doble que habrá el 22 y 23 de noviembre, respectivamente. A México le volverá a tocar turno en la quinta fecha, programada el 15 de febrero de 2020.

Y seguramente que la larga espera valdrá la pena.

POR JUAN ANTONIO DE LABRA

@JDELABRA68

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo