Erik Porres Blesa: La embajadora

A la embajadora Martha Bárcena le tocará atender la relación bilateral más compleja que probablemente exista entre dos países, en un momento excepcionalmente complejo

Erik Porres Blesa: La embajadora

 

Nombres han ido y venido de las mujeres y hombres que acompañarán al futuro Presidente en la compleja labor de conducir los destinos de nuestra nación por los próximos seis años. En la mayoría de los casos se observa un futuro gabinete académicamente impecable, pero con poca experiencia en la administración pública, con sus excepciones.

Dentro del abanico que se nos ha dado a conocer, hay uno que sobresale, ya que cumple con las dos cualidades mencionadas en el párrafo que antecede. Experiencia y solidez académica son dos atributos que reúne la embajadora Martha Bárcena Coqui. Notable veracruzana, comunicóloga, con una trayectoria impecable dentro del Servicio Exterior Mexicano que data de 1979.

La embajadora Bárcena ha representado los intereses de nuestro país en lugares como Dinamarca, Turquía (hoy de moda), el consulado general en Barcelona o la FAO. No sólo eso, además está casada con uno de los hombres con mayor trayectoria dentro del servicio exterior, el embajador Agustín Gutiérrez Canet.

Desde el inicio de su matrimonio, ha habido ocasiones que ella lo ha acompañado a él y otras, en las que él la ha acompañado a sus misiones, experiencia por partida doble. Además del servicio exterior, su pasión ha sido formar generaciones de jóvenes diplomáticos e internacionalistas, espacio que me tocó vivir de cercan en mis épocas universitarias. Es especialista en temas de gobernabilidad global, seguridad internacional y la agenda de seguridad entre México y Estados Unidos, entre otros.

En mi opinión, ante los retos diarios que exige la diplomacia del tuit, el Presidente electo ha encontrado el perfil idóneo para quien habrá de representarnos en Washington.

A la embajadora Martha Bárcena le tocará atender la relación bilateral más compleja que probablemente exista entre dos países, en un momento excepcionalmente complejo. La coyuntura por la que nuestra relación con Estados Unidos está atravesando va a requerir de un trabajo minucioso de construcción de puentes a partir de la confianza mutua.

Quien la conoce puede ser testigo que hablamos de una persona que con pasión y firmeza defiende lo que cree, en las aulas, en público, en privado, siempre haciendo gala de argumentos y finas artes diplomáticas.

Las dos naciones comparten una agenda de vital importancia para el futuro no únicamente de ambas, sino de la región entera. Comercio, economía, migración, seguridad fronteriza, tráfico de estupefacientes, cooperación internacional, democracia y derechos humanos son tan solo algunos de los temas que resaltan en esta vida mancomunada que tenemos con nuestros vecinos del norte.

Como internacionalista, pero más aún, como mexicano, seguro estoy que en este nombramiento, el Presidente electo ha acertado.

 

DOCTOR EN CIENCIA POLÍTICA, MAESTRO EN COMUNICACIÓN Y LICENCIADO EN RELACIONES INTERNACIONALES

 

@ERIKPORRES

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo