Entre renuncias, reapariciones 
y amenazas

Renuncias, declinaciones y hasta francas amenazas de juicios y auditorías, permearon los cierres de campaña

Entre renuncias, reapariciones 
y amenazas

Varios hechos fueron de llamar la atención en este último domingo de campañas:

1.-La renuncia de Amalia García al PRD, partido en el que militó durante 29 años y del que fue presidenta de 1999 a 2002. Imagen viva de la sangría que padece el sol azteca, de quienes alguna vez figuraron entre sus cuadros más valiosos. La ex gobernadora zacatecana sumará su apoyo a la candidata de Morena al Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

2.-La declinación del candidato por el Partido Nueva Alianza al gobierno del estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, a favor de Cuauhtémoc Blanco, abanderado de la coalición Morena-PES-PT. El ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos hizo su anuncio en pleno mitin final en Cuernavaca y al concluir, éste se trasladó junto con su equipo de colaboradores al cierre de campaña del ex futbolista.

3.-La reaparición pública y a todo color de Luis Videgaray en la campaña del abanderado del PRI, José Antonio Meade. El rostro de quien fue considerado el hombre más poderoso en el gobierno de Enrique Peña Nieto -de quien los priistas aseguran manejaba los hilos del PRI desde las sombras hasta que Enrique Ochoa fue defenestrado-, volvió a lucir al lado de Aurelio Nuño en el magno cierre de campaña de los priistas en el Edomex. Su presencia, siempre inquietante, nadie pasó por alto ni dejó de tomarse como un mensaje. Ni para los de adentro, ni para los de afuera.

4.-La insistencia del panista Ricardo Anaya en querer meter a la cárcel a Peña Nieto. Ofrecer la cabeza del Presidente de la República en su último gran cierre de campaña en la CDMX, a unos pasos de Los Pinos, habla de dos cosas: por un lado, del gran enojo que persiste, a ocho días de la jornada electoral, en el candidato de la coalición PAN, PRD, MC contra Peña Nieto. Por otro lado, que no se llegó a ningún acuerdo –ni tácito ni no tácito- entre el PRI y el PAN, lo que augura un fuerte encontronazo postelectoral entre ambos grupos.

5.-Las múltiples advertencias y calificativos de corruptos y de traidores que se alzaron en las campañas morenistas, en distintas delegaciones de la CDMX. Desde Iztacalco, por ejemplo, ante la presencia de Tatiana Clouthier y de Mario Delgado, el abanderado de Morena a la alcaldía, Armando Quintero, no sólo acusó de traidor a Miguel Ángel Mancera, sino que advirtió a la candidata perredista Elizabeth Mateos que estaba ya muy cerca de la cárcel. Y como en este caso, varios más se disponen a lanzar auditorías a sus antecesores y a sus colaboradores, si es que llegan a ganar. Lo cual prefigura comicios difíciles –si no es que un cochinero al estilo perredista-, en la capital, último bastión del sol azteca.

•••

GEMAS: Obsequio de Claudio X. González, fundador de Mexicanos contra la Corrupción: La presente administración está a punto de perder el poder, por vía de una estrepitosa derrota electoral, por una razón fundamental: DILAPIDARON, por la vía de la corrupción, la inseguridad, la impunidad, la ineptitud y la soberbia, la poca LEGITIMIDAD que aún tenía el Estado.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano