Ambición familiar en grupo gasero

Un conflicto al interior de la familia Fuentes, está cimbrando el futuro de una notable empresa mexicana


En México sabemos de familias que con el esfuerzo y trabajo empeñado durante años han forjado empresas que son ejemplo a seguir por su sólido crecimiento y expansión, no sólo en territorio nacional, sino también en el extranjero.

Tal es el caso de Grupo Fuentes, de Eduardo Fuentes Varela, consorcio integrado por empresas gaseras, gasolineras e inmobiliarias, que representan un caso de éxito en nuestro país y en Estados Unidos.

Sin embargo, un conflicto familiar amenaza la estabilidad de este grupo empresarial, ya que uno de los hijos de su fundador, Antonio César Fuentes Yanar protagoniza una disputa que parece no tener fin.

Para el asombro de quienes han visto la consolidación de Grupo Fuentes a través de los años, Antonio César nos cuentan que ha asumido una posición poco ética al querer tomar el control del consorcio por medio de una serie de infundios que han perjudicado principalmente a su propia familia.

Al parecer el origen de este pleito está en los malos manejos de Antonio César al interior de las empresas de la familia Fuentes, tanto que incluso le fueron revocados poderes a través de notario público, para evitar que siguiera mermando a la organización, situación que desencadenó su molestia.

Asimismo, se sabe que tanto don Eduardo Fuentes como sus otros hijos, se encuentran en una posición de vulnerabilidad por las constantes amenazas y actos violentos de Antonio César Fuentes, quien ya ha perdido varios litigios en los tribunales.

Entre otros actos irregulares para obtener el control de todas las empresas de Grupo Fuentes, este personaje obtuvo la designación como Tutor Interino de Don Eduardo Fuentes Varela, al argumentar su incapacidad con el empleo de testigos falsos y a pesar de que nunca se le realizaron los estudios médicos correspondientes.

Llama la atención también que varias acciones y concesiones favorecieran a Antonio César, algunas de las cuales por su carácter irregular ya han sido revertidas, como la tutoría interina de su padre.

Al final y a pesar de la cuestionada actuación de César Fuentes, cuenta con 25 por ciento de las acciones de las empresas del consorcio, sin embargo, su objetivo es amasar más de lo que legalmente le corresponde según la voluntad de su padre, quien hizo un reparto equitativo en vida a sus cuatro hijos, pronto le informaré más.

Alfa se va… Pero a Rumania

Sigma, la división de alimentos refrigerados de Alfa, bien mantuvo su plan B. Ante inversionistas anunció la adquisición del 51 por ciento de las acciones de Caroli Foods Group (compañía que se dedica a la producción de carnes frías y comidas preparadas en Rumania).

Sigma ya era propietaria de 49 por ciento de las acciones y con esta transacción alcanzaría la totalidad de Caroli y de esta forma, la firma mexicana entrará en los paladares de Europa del Este, la cual ha mostrado cierta resistencia a la entrada de nuevos productos.

Columna anterior: Cómo logró frenar las anomalías

¿Te gustó este contenido?