Endgame: El cierre de un ciclo

Es una de las mejores cintas que jamás había visto, seguro logrará los primeros sitios

Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México
Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México

Llegó el día que todos esperábamos y finalmente se estrenará Avengers: Endgame, que marca el cierre de un ciclo para el conglomerado más exitoso de todos los tiempos, el universo cinematográfico de Marvel.

Sin temor a equivocarme, ésta debe ser la columna más difícil de escribir para mí. Si bien este martes estuve muy puntual en la sala de cine para ver, primero que nadie en México, la cinta de los superhéroes más famosos de la historia, la realidad es que no sé ni por dónde comenzar, para no caer en los tan temidos spoilers, pues definitivamente la mejor manera de disfrutar este peliculón, es llegar con la mente en blanco.

Y sí lo es, Avengers: Endgame es una de las mejores películas que jamás había visto. En la sala, que estaba repleta por puros colegas del medio especializados en la fuente de cine, se respiraba un ambiente de mucha emoción porque todos estábamos ahí reunidos para presenciar uno de los fenómenos cinematográficos más grandes en la historia del cine. No recuerdo otro día como éste. Quizá se le equipara aquel cuando vimos el Episodio VII: El Despertar de la Fuerza de Star Wars, que hoy por hoy es la tercera película más taquillera de todos los tiempos, tan solo por debajo de Titanic y Avatar, y en el cuarto lugar se encuentra Avengers: Infinity War. Muy probablemente, Endgame, logre escalar a esos primeros sitios, es más hasta me atrevería a decir que va a desplazar al filme de Star Wars y de mi se van a acordar cuando eso suceda.

¿Qué podemos esperar de Avengers: Endgame? ¡Todo! Lo que ocurre en la pantalla grande durante las tres horas con un minuto que dura la cinta, es una fiesta mágica colosal multiosabor, así es como defino la película. Desde el primer segundo en que empieza hasta que termina, no paras. El corazón te lo hacen como quieren. Ríes, lloras, vuelves a reír, te emocionas, te vuelven a apachurrar el corazón y al final te quedas con una profunda tristeza en todo tu ser, pero al mismo tiempo muy satisfecho de que el cierre de un ciclo de 10 años haya terminado de esa manera. Obviamente todos ya sabíamos que varios personajes no verían la luz del día en las siguientes películas del UCM, pero la manera en la que cerraron sus ciclos es maravillosa. Mis respetos para toda la gente involucrada en ésta, que es la cinta número 22 del universo cinematográfico de Marvel, particularmente para los directores Anthony y Joe Russo y el propio Stan Lee, que de verdad debe estar descansando en paz al saber que su proyecto cerró como seguramente él hubiera querido.

No recuerdo la última película que me haya hecho sentir tantas emociones como lo hizo Avengers: Endgame. Hay una escena en particular, en uno de los momentos cruciales del filme que se me salieron las lágrimas de la emoción. ¡Wow! Me muero de ganas que todos la vean para que podamos comentarla con mayor detalle en las siguientes columnas. Un par de consejos: no tomen muchos líquidos para que no se tengan que levantar al baño y si pueden echarse un maratón de las cintas previas (todas las del UCM) seguro van a disfrutar todavía más esta película.

 

Por LINET PUENTE 

@LINETPUENTE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo