En sus marcas, listos…

Hay varios apuntados para ser los suplentes de Mancera, porque gobernar la capital del país durante más de un año es un gusto que muchos quieren darse

Netlog

Tranquilícense y pónganse a trabajar en lo suyo, pidió Miguel Ángel Mancera a los miembros de su gabinete a finales de abril. Al parecer el mensaje se entendió al revés y así que empezaron las carreras. Unos buscan la candidatura al Gobierno de la Ciudad de México, otros quieren ocupar el lugar que el jefe de Gobierno deja en septiembre.

Sabedores de que no están en la línea de la sucesión, hay varios apuntados para ser los suplentes de Mancera, porque gobernar la capital del país durante más de un año es un gusto que muchos quieren darse.

Los amigos y más cercanos a los afectos de Miguel Ángel Mancera están en primera fila listos para esa encomienda, una vez que su jefe emprenda la aventura de querer ser Presidente de México. Ahí vemos a José Ramón Amieva, Rodolfo Ríos Garza y Manuel Granados Covarrubias, aunque éste último aún tiene la vela prendida a ver si le pega a la candidatura.

El actual secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva es abogado, amigo de Mancera, lo acompañó en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en la campaña de 2012, una vez instalados en el gobierno fue nombrado Consejero Jurídico; después de las elecciones de 2015 lo envió a la cotizada Secretaría de Desarrollo Social, en sustitución de Rosa Icela Rodríguez, a quien acusaron de haber apoyado a los candidatos de Morena.

Su perfil de abogado parecía no ser el ideal para Desarrollo Social, quizá eso le ayudó a mantener una posición discreta, a diferencia de otros que han ocupado esa cartera; lo único que lo frenó en esta etapa fueron sus problemas de salud, de los cuales parece estar muy repuesto. Los detractores que tiene al interior del gobierno, dicen que él solito, con su gente, se anda promoviendo.

Rodolfo Ríos Garza es otro de los hombres cercanos al jefe de Gobierno, lo acompaña desde que Mancera era Procurador, lo ubican como posible sustituto sin embargo es muy difícil pensarlo, ya que la inseguridad y el crimen están desbordados en la ciudad. No se le ve mucho públicamente, pero su nombre aparece cuando se habla de la postulación de su jefe.

Miguel Ángel Mancera culpa al nuevo Sistema Penal Acusatorio de estar liberando delincuentes, pero ante esa justificación no se ve una estrategia del procurador Ríos Garza ni del jefe de Gobierno para enfrentar al crimen organizado en la ciudad.

En la lista también aparece Manuel Granados, ex presidente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y actual Consejero Jurídico, quien por cierto hace unas semanas arrancó una campaña para promover su imagen en redes sociales.

A Granados el mes pasado le mandaron un mensajito, al vincularlo con unos detenidos en Polanco, quienes trasladaban en un Jetta nada más 3 millones 400 mil pesos y 300 mil dólares.  Esta situación todavía sigue en el aire.

De ahí para abajo, se barajan más nombres, pero Mancera, como todos los gobernantes, quiere como heredero sucesor a alguien de su absoluta confianza y el tiempo está corriendo.

¿Te gustó este contenido?