En riesgo, metas ambientales

La Sener modificará los Lineamientos que Establecen los Criterios para el Otorgamiento de Certificados de Energías Limpias y requisitos para su adquisición

Xóchitl Gálvez  / Senadora del PAN / Articulista Invitada
Xóchitl Gálvez / Senadora del PAN / Articulista Invitada

Como parte de la política ambiental, México se comprometió a generar energía eléctrica a partir de fuentes limpias en 35 por ciento para 2024, con lo que, además, cumpliría obligaciones derivadas del Acuerdo de París, en materia de cambio climático y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Este objetivo está en riesgo debido a la reciente propuesta de la Secretaría de Energía (Sener) que modificaría los Lineamientos que Establecen los Criterios para el Otorgamiento de Certificados de Energías Limpias (CEL) y los requisitos para su adquisición.

Vayamos por partes. ¿Qué es un Certificado de Energía Limpia? Es el título que acredita la producción de un monto determinado de energía eléctrica a partir de fuentes limpias (plantas eólicas, solares, hidroeléctricas, geotérmicas, entre otros). Es un instrumento financiero que promueve la inversión en estas energías.

La Ley de la Industria Eléctrica prevé que la regulación y otorgamiento de los CEL es una tarea compartida entre la Sener y la Comisión Reguladora de Energía, siendo la primera la encargada de emitir los lineamientos que regulen los requisitos para otorgar y adquirir los certificados. En este sentido, la Sener emitió los lineamientos con vigencia del año 2015, los cuales han contribuido a conformar un mercado eficiente de los CEL, ya que éstos son adquiridos por los generadores que invirtieran en nuevas plantas de producción de energías limpias, dejando sin posibilidad de obtenerlos a plantas ya instaladas, principalmente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, hace unos días, la Sener propuso modificar los lineamientos para permitir que las plantas ya instaladas puedan adquirir los CEL, lo que transforma el mercado, ya que disminuiría artificialmente su precio e incrementaría la participación de la CFE en ese mercado, y al mismo tiempo inhibiría la inversión privada. Esto significa que, si bien se va a aumentar el número de los CEL, ello no implica que aumente la inversión en energías limpias, pues será la CFE, con sus filiales y subsidiarias, la empresa más beneficiada sin haber invertido en plantas generadoras nuevas.

Por si esto no fuera suficiente, la Sener solicita que la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) exente a su proyecto el presentar una Manifestación de Impacto Regulatorio (MIR).

En pocas palabras, de aprobarse, se inhabilita al único vehículo existente para promover las inversiones a largo plazo en el sector energético con fuentes limpias y, peor todavía, ocasionaría que no se cumplieran los objetivos de política de protección medioambiental.

Esta semana, en el Senado de República, presenté un punto de acuerdo para que la titular de la Sener, Rocío Nahle, explique a detalle la propuesta de modificación de lineamientos, y solicité a la Conamer que no se exente la Manifestación de Impacto Regulatorio.

Es momento de actuar, de impulsar las energías limpias, de lo contrario, estamos condenando a las próximas generaciones a vivir con la huella de carbono.

POR XÓCHITL GÁLVEZ

SENADORA DEL PAN

@XOCHITLGALVEZ

eadp

¿Te gustó este contenido?