En defensa del plástico

Sería más inteligente potenciar la creación de una nueva industria de reciclaje basada en el modelo de economía circular

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Un millón de mexicanos trabajan en la industria del plástico. Es una industria con más de 4,200 empresas que en México ha dado muchos beneficios y que hoy está bajo fuego. La agenda pública contra el plástico es políticamente correcta, pero crece en los medios, en los congresos estatales, en las escuelas, en la academia. Y lo hace con una deficiencia toral: no presenta alternativas.

De acuerdo con Aldimir Torres, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico, es necesaria una solución integral que involucre a todos los responsables del proceso de uso y disposición del plástico. Ir contra el plástico no es amigable al ambiente, señala, y reconoce que más de 45 por ciento del volumen de plástico que se usa en México es de un solo uso. Hay una transformación indispensable, pero la solución debe involucrar a todos.

El problema no es que lo usamos, sino cómo lo disponemos, señala, y apunta que en la actualidad hay 88 iniciativas de ley contra el plástico en distintos puntos del país. Muchas empresas ya sólo trabajan al 30 por ciento de su capacidad y están despidiendo trabajadores.

Los empresarios agremiados en la asociación están muy preocupados, pero todos están dispuestos para resolverlo. Tenemos que trabajar más fuerte en el reciclaje, en la economía circular, apunta.

La foto del plástico va más allá de la bolsa, del popote en la tortuga o la taparrosca en el pico del ave… eso es pasional y vende; pero imagínate la habitación de un hospital: ¡todo es plástico ahí dentro!, advierte Torres. Una buena noticia es que sí existe diálogo entre industria, autoridad, y ONGs. Sin embargo, hay un grupo de personas que vociferan alto y propugnan por la desaparición total del plástico. Es un error.

Aldimir tiene una actitud de colaboración, que refleja lo que sus agremiados saben: vamos hacia un cambio. El plástico no nos necesita, nosotros somos los que necesitamos al plástico, y señala que su asociación está atenta a la iniciativa de ley de carácter federal que regulará a esta industria hacia el futuro.

Es una pena que el abordaje del problema medioambiental sea unidimensional. Destrozar a una industria de la noche a la mañana serviría de poco.

De hecho, sería más inteligente potenciar la creación de una nueva industria de reciclaje basada en el modelo de economía circular, integrando a los industriales de plástico, a los desagregadores de desechos, y a los creadores de resinas recicladas en una cadena más sofisticada que valorice los residuos. Ese debe ser el espíritu de cualquier ley futura que regule esta industria.

SONY Y MICROSOFT

La intempestiva y poderosa alianza para videojuegos entre Sony y Microsoft modificará sustancialmente el escenario de esta industria, que tiene un valor global de Dlls. $ 135 mil millones. Game not over.

[email protected]

WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo