Empresarios desesperados con Silvano

El Consejo Michoacano de Hombres de Negocios ha levantado la voz para alertar los problemas en el estado


Los empresarios están desesperados con Silvano Aureoles, el gobernador de Michoacán. Como lo documenté hace un par de días aquí, no los pela, o los pela a veces, cuando quiere. Así le ocurrió a FedEx Express, que está materializando una inversión cuantiosa para abrir una nueva instalación en agosto y su solicitud fue turnada escalafones abajo y dilatada para ser respondida, a pesar de la urgencia económica en la entidad.

El espectro de malestar empresarial es amplio, y no solo abarca a las firmas multinacionales. El Consejo Michoacano de Hombres de Negocios ha levantado la voz para alertar de los problemas. Una nota del periodista Josimar Lara recogió así la desesperación de Alfonso Martínez Equihua —el presidente de ese organismo empresarial— hace unos meses: En definitiva es muy complicado, todas las broncas que hay para poder hacer los movimientos, los traslados, ¿cómo uno puede llegar a Guadalajara, Monterrey o Querétaro si las carreteras están tomadas?; ¿cómo le hacemos si no tenemos la posibilidad de poder dejar los 7 años de escolaridad y poder llevarlo a 12 años en Michoacán; y el Estado de Derecho de que se cumplan las leyes?.

Varios empresarios hacen notar la preponderancia que todavía tienen grupos delincuenciales como la Familia Michoacana, y señalan que sigue muy presente en esa entidad y en las entidades vecinas (como en el Estado de México, donde fue abatido uno de sus cabecillas hace un mes). De hecho, la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2016 reveló que Michoacán sigue estando por encima del promedio nacional en los delitos que enfrentan las empresas.

Por ejemplo: la tasa de prevalencia del robo o asalto de bienes o dinero es de 1,300 por cada 10 mil unidades económicas michoacanas, mientras que en el país es más baja, de 1,105 unidades por cada diez mil. Peor aún, mientras el delito de fraude tiene una prevalencia nacional de 715 casos por cada 10 mil unidades productivas, en Michoacán tiene una prevalencia de 1,567 casos. Más del doble.

Otra preocupación de la gente de negocios en la entidad es la falta de continuidad y los cambios intempestivos en la integración del gabinete de gobierno. A mediados de octubre pasado se reportó que el gobernador Aureoles realizó alrededor de 8 cambios en su primera línea de colaboradores. Asimismo, en abril pasado se llevaron a cambio otros 13 cambios. Hubo gente que duró poco más de 5 meses en el cargo.

Que el gobernador Aureoles no haya logrado en dos años cuadrar una estrategia integral para devolver la competitividad económica a su estado disminuye notoriamente sus posibilidades de aspirar a la candidatura presidencial del PRD, como ha manifestado. Pero más grave aún, aleja a Michoacán de un destino próspero y vigoroso económicamente, que desde hace tiempo merece tener.

motacarlos100@gmail.com

Columna anterior: Hoteleros volcados en reclutar jóvenes

¿Te gustó este contenido?