Emilio Sanders: El reto es hacer más con menos

La eficiencia en la aplicación de los recursos públicos reducirá las necesidades de inversión hasta 40%, a través de mejoras en la planeación y elección de los proyectos

MRK_EMILIO-SANDERS-1_875628953_View
Emilio Sanders / Especialista en gestión de proyectos de infraestructura

La infraestructura asignada para la prestación de servicios como transporte, comunicaciones, energía, agua o salud es un elemento fundamental para la competitividad y el desarrollo de los países, regiones, industrias o negocios. Existe una alta correlación entre competitividad y productividad de un país con la calidad de su infraestructura. No obstante, en México prevalece un rezago importante en esta materia, lo que limita nuestro potencial de crecimiento.

Un estudio del McKinsey Global Institute arrojó que en México el acervo de infraestructura, en proporción al tamaño de la economía, es menor al promedio mundial. La inversión estimada para cerrar la brecha es de 71 mil millones de dólares al año, 57 por ciento más de lo que se invierte en el país.

El estudio señala que una mayor eficiencia en la aplicación de los recursos públicos reduciría las necesidades de inversión hasta 40 por ciento, a través de mejoras en la planeación y elección de los proyectos, una mejor preparación y ejecución de las obras y una mayor utilización de la infraestructura ya existente. Por ello, en México la importancia de la productividad de la inversión en infraestructura, hacer más con menos, debería tener la mayor relevancia. Ello implica revisar la eficiencia con la que se planea, prioriza, contrata, construye y operan las obras para aprovechar mejor los recursos públicos escasos y promover aún más los proyectos susceptibles de inversión privada.

Por su parte, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en un estudio sobre la obra pública en México, identificó que los costos y plazos de ejecución de los proyectos sobrepasan en más del doble lo originalmente previsto, lo que deriva de una deficiente preparación, contratación y ejecución.

 

Existen mejores prácticas en el ciclo de desarrollo de los proyectos que permitirían elevar la productividad de la inversión pública en México. Abordar esta arista de forma oportuna, no solo en planteamientos que han tomado relevancia mediática como el Tren Maya o el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, sino en muchos otros, permitirá hacer más con menos y reducir los rezagos a escala nacional.

 

 

 

Emilio Sanders

Especialista en gestión de proyectos de infraestructura

¿Te gustó este contenido?