El triunfo 2000 en Grandes Ligas

El pítcher mexicano Gerardo Reyes, de los Padres de San Diego, logró esa mítica cifra en el beisbol de EU

Enrique Burak  / Deporte Plural / Heraldo de México
Enrique Burak / Deporte Plural / Heraldo de México

Lo más probable es que el nombre de Gerardo Reyes no les suene, aunque sigan cotidianamente el beisbol de Grandes Ligas, o que lo tengan medianamente registrado en el radar si son seguidores de la Liga del Pacífico, o si su equipo es el de los Yaquis de Obregón, con quienes ha tenido participaciones desde la campaña 2014-2015.

Sin embargo, en esta naciente temporada, Gerardo ha logrado un sitio en la historia, al convertirse primero, en el lanzador número 66, nacido en México, en obtener un triunfo en las mayores, y después, en ganar el partido 2,000 para los nuestros en la gran carpa.

Con 26 años recién cumplidos, y nacido en Ciudad Victoria, Gerardo inició su trayecto en la pelota profesional en el 2014, al ser firmado por la organización de Tampa Bay. En diciembre de ese año pasó a San Diego en una negociación que involucró tres escuadras y 11 peloteros, y desde entonces, permaneció en sucursales de los Padres, hasta el 2019, en el que ha tenido un par de estancias con el equipo grande.

De esta manera, Reyes se ha unido a una larga lista encabezada por Fernando Valenzuela, y no sólo por sus 173 victorias, sino por el fenómeno creado a su alrededor, tanto en México como en Estados Unidos, desde su presentación estelar en 1981, en el que fue pieza fundamental en la coronación de los Dodgers en el clásico de otoño.

¿Llegará algún día El Toro al Salón de la Fama?

Lamentablemente no alcanzó los 200 triunfos que son un requisito no escrito para abridores, pero por todo lo que representó, y sigue significando, dado que los jerseys con su número 34 se siguen vendiendo por montones en Dodger Stadium, espero que en un futuro sea tomado en cuenta por el comité de veteranos.

Detrás de Fernando en la lista de triunfos para peloteros nacidos en México aparecen: Esteban Loaiza, con 126; Yovani Gallardo, con 121, y empatados con 104, Ismael Valdez y Jorge de la Rosa.

Después aparece Teodoro Higuera, con 94 victorias, y a quien no debemos olvidar. En sus primeras cuatro campañas con Milwaukee, entre 1985 y 1988, ganó 69 juegos, pero lamentablemente a partir de 1990 sufrió lesiones en la espalda, tobillos y el manguito rotador, que lo llevaron a obtener únicamente 25 triunfos hasta su retiro en el 94.

Rodrigo López ganó 81 encuentros, y con 70, empatados en octavo lugar, Jaime García, que sufrió infinidad de lesiones, y Oliver Pérez, que es el líder en victorias en activo, pero que fue enviado al bullpen, y no inicia un juego desde el 2010. Sergio Romo nació en California, por lo que no se contabilizan sus 39 victorias.

Veremos si más adelante, con el paso del tiempo, Gerardo Reyes vuelve a escribir una página histórica en el beisbol de nuestro país.

[email protected]

@ENRIQUEBURAK

¿Te gustó este contenido?