El T-MEC y la inversión de Japón en México

Existen alrededor de 211 sociedades de origen japonés operando en nuestro país; la mitad está en el Bajío

adolfo_laborde_Asociado_comexi
Adolfo Laborde / La Nao de China / Heraldo de México

La relación comercial entre México y Japón pasa por uno de sus mejores momentos. Para el año de 2019, se ubica como el quinto socio comercial de México a nivel global y el segundo en Asia, después de China. Además, ocupa el cuarto lugar en cuanto a la Inversión Extranjera Directa (IED), de la cual 85 por ciento se ubica en la industria manufacturera. Al cierre de 2018, el comercio bilateral alcanzó los 22 mil millones de dólares. Empero, hay preocupación tanto por el empresariado como algunos funcionarios del gobierno que operan y coordinan la relación entre los agentes económicos japoneses que se encuentran en México o desean venir a nuestro país a establecerse. De este tema y otros conversé con Kimihiko Inaba, Director General para México de JETRO, que es la agencia nipona que se encarga de promover las actividades del empresariado japonés en el mundo.

Para Inaba, la mayor preocupación del empresariado japonés era la incertidumbre de la aprobación del T-MEC, que hasta el martes se encontraba en suspenso. La ratificación por parte del Congreso de los Estados Unidos, según el director de JETRO en México, le daría un impuso a la relación con Japón dado que existen ya los mecanismos para ello, es decir, la existencia del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) de 2015 y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico suscrito en el año de 2016 (CPTPP).

Inaba está convencido que la industria automotriz es el motor del crecimiento del comercio entre los dos países. Esto se puede comprobar con los datos oficiales del gobierno mexicano. De acuerdo a la Secretaría de Economía (2019) la Inversión Extranjera Directa acumulada japonesa en el sector automotriz desde el año de 1999 a 2019 ascendió a 13,456.2 millones de dólares, lo que representa 19.1 por ciento del mercado nacional. Esto, afirma el director de JETRO, se refleja en la en la concentración de la inversión extranjera de esta industria. Asimismo, existen alrededor de 211 sociedades operando en México de origen japonés (Secretaría de Economía, 2019) de las cuales, la mitad está ubicada en el Bajío, sin contar la industria del soporte, es decir, las de autopartes. Aquí la oportunidad para México es ofrecer mejores servicios profesionales que satisfagan la demanda de las empresas japonesas, automotrices principalmente. Inaba observó ademas que existe también oportunidad para desarrollar negocios en las cadenas de valor de otras industrias o en proyectos público-privados, donde las empresas japonesas llamadas Sogo Shosa pueden participar.

Finalmente, Inaba es optimista en la relación comercial mas allá de la situación económica del país y de la ratificación del T-MEC, por lo que recomendó al empresariado mexicano interesado en incursionar en el mercado japonés que primero lo conozcan y entienda las tendencias de la economía como la industria 5.0 (poner a las personas en el centro de la producción) para lo cual, JETRO busca alianzas estratégicas con empresas mexicanas innovadoras con las cuales se podría tener participación accionaria.

POR ADOLFO LABORDE
*ANALISTA INTERNACIONALISTA



lctl

¿Te gustó este contenido?