El Suministro de Gas Natural en el Sureste de México

En la actualidad y de manera global la matriz energética se está gasificando, por varias razones: es el combustible fósil más limpio

Leonel Luna Estrada / Columnista invitado / El Heraldo de México
Leonel Luna Estrada / Columnista invitado / El Heraldo de México

Los desafíos y retos de la producción y suministro del gas natural en México, se enmarcan en el objetivo de lograr una política energética soberana, sostenible, baja en emisiones y eficiente para garantizar la accesibilidad, calidad y seguridad, energética, establecido en el eje de Desarrollo Económico del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024.

Las estrategias en materia de gas del PND, parten de la necesidad de contrarrestar la tendencia a la baja de la producción registrada entre 2010 y 2018, que fue de un 24 por ciento; esta caída ha tenido como repercusión una escasez en los lugares más alejados de los centros de importación, de manera particular en el sureste del país, donde se registran los indicadores más bajos del Producto Interno Bruto (PIB), y las mayores tasas de desempleo.

En la actualidad y de manera global la matriz energética se está gasificando, por varias razones: es el combustible fósil más limpio, su uso generalizado permitiría reducir las emisiones contaminantes hasta en un 80 por ciento; es más barato y sus precios tiene una mayor estabilidad; además tienen una relación intrínseca con el desarrollo económico y la movilidad, siendo el principal combustible en la industria de la transformación, al permitir ahorros en los procesos productivos, atraer inversión, generar empleos, aumentando de esta manera hasta en un 50 por ciento el PIB en los estados donde existe infraestructura para el gas natural.

Entre los retos y desafíos para convertir al gas en la fuente energética de mayor uso, sobresale la dependencia de la economía nacional  en un 94 por ciento de las importaciones de gas natural, sobre todo de Estados Unidos (un vez que se descuenta la demanda de Pemex); este crecimiento exponencial de la importaciones se da en un contexto donde la demanda es creciente, lo que pone en riesgo nuestra seguridad nacional al depender de un solo proveedor.

Un segundo desafío es la red de suministro, México cuenta con poco más de 16 mil kilómetros de ductos de gas natural; mientras que Texas una de las regiones más importantes de producción de gas en el orbe, cuenta con una red 6 veces más grandes, es decir con 93 mil kilómetros; solamente 20 estados cuentan con un sistema de distribución;  en materia de almacenamiento, el tema es más grave, porque ante cualquier contingencia, solo contamos con una capacidad para atender solo por dos días la demanda nacional.

Todo esto nos conlleva a varios riesgos en materia de seguridad energética y de carácter socioeconómico; para profundizar en ello, destaco los planteamientos que nos compartieron los expertos en la materia durante el pasado Seminario Fundamentos del Sector de Hidrocarburos, que se llevó a cabo en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

En demanda y previsión de mayor consumo de gas natural a nivel nacional, el primer lugar lo tiene la región noreste del país, señaló durante su exposición el Ing. José Luis Vitagliano Novoa, considerando esto como lógico por ser una de las zonas más industrializadas del país; destacando, que en segundo lugar se encuentra el sureste del país, lo cual se explica por la infraestructura de Pemex, pero también por la demanda de entidades como Chiapas y Oaxaca; enfatizando en la importancia económica y social que tiene para el país cubrir las necesidades de gas en esta región.

Por su parte el abogado Jesús Rodríguez Dávalos, conocedor del tema energético en el sureste mexicano, profundizo sobre esta necesidad planteando la idea de gasificar la región como un requisito indispensable para que deje de ser la más pobre y con el más bajo PIB; hizo énfasis en que su desarrollo e industrialización debe estar basado en el agua, el gas y la electricidad. Para ello, propuso una discusión sobre el sistema regulatorio del sector energético, enfocada a crear las condiciones para que tanto Pemex y la iniciativa privada puedan firmar contratos de largo plazo y con la capacidad  financiera que requiere la infraestructura del gas natural.

Manuel Rodríguez González 

Diputado Federal 

Presidente de la Comisión de Energía de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión 

www.manuelrodriguez.mx

¿Te gustó este contenido?