El socialista inteligente

Los socialistas inteligentes reconocen la eficacia del laissez - faire para generar ingreso y actúan en consecuencia, dejando hacer y evitando que otros impidan hacer, por ejemplo, bloqueando vías de ferrocarril

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

 

Común denominador de los socialistas son las siguientes creencias: 1) que las necesidades insatisfechas de A le dan derecho a parte del producto del trabajo (ingreso) de B; 2) que el gobierno tiene la obligación de hacerlo valer, para lo cual debe quitarle a A lo que, por ser producto de su trabajo, es de A, para darle a B lo que, por no ser producto de su trabajo, no es de B.

El común denominador de los socialistas es la redistribución del ingreso, que será mayor entre mayor sea la generación del mismo; que será mayor entre mayor se la inversión directa, que produce bienes y servicios, crea empleos y genera ingresos; que será mayor entre mayor sea la seguridad y confianza para que los empresarios inviertan directamente en el país; que serán mayores entre mejor haga el gobierno valer el Estado de Derecho, que es el gobierno de las leyes justas, que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos de los empresarios a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, y a la propiedad privada sobre los medios de producción.

Si el gobierno reconoce plenamente, define puntualmente y garantiza jurídicamente los derechos de los empresarios a la libertad y la propiedad, mayores serán las inversiones directas, mayor será la generación del ingreso, y mayores las oportunidades para la redistribución del ingreso: entre más grande el pastel más grandes las rebanadas a repartir.

Los socialistas inteligentes entienden lo anterior, razón por la cual, siendo gobierno, crean las condiciones correctas para que las inversiones directas, generadoras de ingreso (el cual pretenden redistribuir a favor de los pobres), sean las mayores posibles.

Los socialistas inteligentes reconocen la eficacia del laissez – faire para generar ingreso y actúan en consecuencia, dejando hacer y evitando que otros impidan hacer, por ejemplo, bloqueando vías de ferrocarril y afectando la actividad económica, tanto por el lado de la producción, como del consumo, de millones de personas.

Los socialistas en el poder (AMLO y sus incondicionales), ¿son inteligentes? ¿Entienden la eficacia del laissez – faire? Si la entienden, ¿han actuado en consecuencia? Por lo visto hasta hoy la respuesta es negativa. Si los socialistas llegan al poder más vale que sean de los inteligentes. No es el caso del actual gobierno. ¿Dejarán de ser socialistas idiotas para convertirse en socialistas inteligentes? De los males sería el menor.

No puedo terminar sin aclarar que el socialismo inteligente no deja de ser injusto, porque injusta es la redistribución del ingreso, por la cual el gobierno le quita a A lo que es de A para darle a B lo que no es de B, dando como resultado la expoliación legal, de la que tan atinadamente escribió Bastiat en sus textos El Estado (1848) y La Ley (1850), que hay que leer.

 

E-mail: [email protected]

Twitter: @ArtyuroDammArnal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas