El secuestro

El caso de Norberto está obligando a las autoridades a revisar sus estrategias de investigación

Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Entre la población cada vez existe más la percepción de que los índices de inseguridad van al alza. La mala noticia es que no se trata sólo de apreciaciones.

En el primer cuatrimestre del año, los secuestros en el país crecieron 43 por ciento en relación con el mismo periodo de 2018.

En la Ciudad de México, la cosa resulta poco o nada alentadora. Crecieron 77 por ciento.

En ese contexto se suscribe el asesinato y secuestro de Norberto Ronquillo Hernández.

El joven universitario no sólo pasó a formar parte de la estadística que crece como la espuma, también movilizó a una comunidad entera y está obligando a las autoridades a revisar su estrategia contra ese delito.

No es para menos. Dentro de círculos académicos e instancias de seguridad pública se percibe que el gobierno no ha hecho lo suficiente para terminar con la privación ilegal de la libertad y los altos índices de violencia.

A la nueva administración le ha costado trabajo tomar las riendas, porque ocupó su tiempo en darle cuerpo a la Guardia Nacional, y dejó de lado el trabajo que ya se había hecho en otras instancias.

Se vendió la idea de que la Guardia será la panacea de prácticamente todos los males de este país, pero no termina de llegar y los diferentes delitos, entre ellos el secuestro, crecen todos los días.

Esta idea no sólo es de la gente que ve a los toros desde la barrera.

El propio Andrés Manuel López Obrador ha dicho que la seguridad es un tema prioritario.

Recientemente, en una reunión con gobernadores, lo vieron verdaderamente acongojado, pero muy confiado en que las cosas pronto cambiarán con las medidas que implementará su gobierno.

Queda claro que el primer mandatario sabe de lo que habla, porque nadie puede tapar el sol con un dedo.

Lo que pocos o nadie entiende es cómo es que sigue sin titular la Coordinación Nacional Antisecuestro.

Su directora, Patricia Bugarín, renunció el pasado 19 de mayo, con menos de cuatro meses en el cargo, y la institución sólo cuenta hoy con un encargado de despacho.

Por otro lado, el pasado 6 de junio se llevó a cabo la 25 Reunión Nacional del Grupo de Planeación y Análisis contra el Secuestro, en la que participaron los titulares de las Unidades Antisecuestro de los 32 estados, y el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo.

El único acuerdo: trabajar de manera coordinada. Y para como están las cosas, eso y nada es lo mismo.

La prueba es que ya pasaron los primeros seis meses de este gobierno, pero no hay resultados tangibles en la materia.

Tal vez sea el momento de que el gobierno federal, por ahora, deje de lado su lucha contra la mafia del poder y cambie sus prioridades.

El caso de Norberto Ronquillo Hernández obliga a la reflexión, porque ante la falta de una respuesta firme y contundente de las autoridades, existe una comunidad dispuesta a salir a las calles para protestar y exigirles que cumplan con sus obligaciones, con todo y el riesgo que eso implica para las familias y las propias víctimas.

En la sesión del Consejo Político Nacional del PRI quedó sepultada cualquier posibilidad de una presidencia interina, como algunos proponían.

Habrá elección interna, pero hay quienes insisten que se avecina un gran problema con el padrón, porque los militantes, una vez que se inscriben, tienen que ratificar su decisión y muchos nunca lo hicieron.

Entre los personajes que brillaron por su ausencia fueron el senador Miguel Ángel Osorio Chong y el diputado René Juárez Cisneros. No acudieron, me dicen, por una razón estrictamente personal, pero sin afán de dividir al partido.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Durante un secuestro, el músculo más importante es la voluntad.

[email protected]

@ALFREDOLEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRECLAMO. Putin denunció que EU lanzó un misil tras la retirada del tratado INF. Foto: AP

Pide una respuesta para misil