El respaldo de los ciudadanos

Cada día y cada hora que pasa es más difícil mantener el respaldo de la ciudadanía frente a la escasez de gasolina

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

 

¿Realmente la ciudadanía está apoyando a Andrés Manuel López Obrador en su lucha contra el  huachicoleo, o se está aguantando simplemente porque no le queda de otra?

Digamos que en un principio bien pudo haber un fuerte respaldo a la decisión del Presidente de enfrentar a las mafias del robo de combustible. Pero a medida que transcurren los días y que la escasez de gasolina se agrava, el ánimo social es otro.

Esa misma ciudadanía que miró con buenos ojos y celebró incluso la cruzada contra el huachicol, ya se cansó, se impacientó. Los incidentes en las filas para conseguir gasolina han comenzado a llegar a los golpes.

El Presidente de la República no parece darse cuenta del nivel que ha alcanzado el mal humor de los ciudadanos .

Ayer, en su conferencia matutina, más que reconocer que la situación se está complicando en este sentido, AMLO parecía disfrutar su cruzada y advertía: Ni un paso atrás, ni para tomar impulso…

Cierto que agradeció el apoyo –aunque no dejó de apuntar al sentido moral y de la obligación-, pero no dio tregua. Vale la pena retomar textualmente sus palabras de agradecimiento:

La ciudadanía –dijo- sabe que esto nos conviene a todos y que no podemos darnos por vencidos; que tenemos que acabar con la corrupción, que no podemos ser cómplices del robo, de la corrupción; que acabar con la corrupción es asunto de todos, no sólo del presidente de México y de los servidores públicos. Y están ayudando, resistiendo…

También los ciudadanos que han cuidado su gasolina y que no han ido asustados por la propaganda a llenar el tanque y a complicar las cosas. Muchas gracias a ellos.

Muchas gracias a los trabajadores de Pemex que están haciendo un esfuerzo excepcional, sobre todo a los transportistas.

Muchas gracias a los elementos de la Policía Federal, de la Policía Naval, de la Policía Militar.

Muchas gracias también a la mayoría de los distribuidores de gasolinas que han ayudado, sobre todo, porque no han abusado aumentando el precio.

Muchas gracias a todos. A los medios de información que, en vez del amarillismo, de infundir miedo, pánico, están orientando, están informando con profesionalismo.

También muchas gracias a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, muchas gracias a empresarios transportistas que nos están ayudando con el traslado de gasolina, y muchas gracias a los ciudadanos.

Bien por los agradecimiento, pero…

Pero con eso no se resuelve la situación. Menos, cuando no se ve una solución pronta y cuando no hay explicaciones claras de lo que sucedió, porque cada vez es más evidente que se actuó sin una buena planeación.

Además, ni la Secretaria de Energía, Rocío Nahle; ni el director de Pemex, Octavio Romero, inspiran confianza. Ninguno de ellos muestra el liderazgo requerido para una lucha contra las mafias del huachicoleo.

Así difícilmente se puede mantener el respaldo de los ciudadanos.

 

 

GEMAS: Obsequio de Ernesto López Portillo: ¡Basta ya de tomar decisiones en materia de seguridad sobre las rodillas!

[email protected]

@marthaanaya

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual