El reparto del pastel

La Secretaría que podría estar en vías de extinción es la de Turismo

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Por los recursos asignados a varias secretarías de Estado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2020, presentado por la Secretaría de Hacienda al Congreso, cualquiera podría pensar que el gobierno de la 4T decidió que, en lugar de reubicar geográficamente a varias dependencias, las podría desaparecer o llevarlas a su mínima expresión.

La secretaría que podría estar en vías de extinción es la de Turismo a la que pretende recortarle el gasto en 44.7% (de 9 mil 100 millones de pesos a 5,034). Bueno, no es la primera vez que en Hacienda tienen la ocurrencia de darle cuello; alguna administración anterior propuso convertirla en simple departamento de turismo.

En la misma situación parece estar la Sedatu, a la que sugieren darle un tijeretazo de 43.7% (de 19 mil 400 mdp a 10 mil 939 mdp). Los suspicaces señalan que después de los supuestos trinquetes de Chayito, nadie quiere saber nada de ella.

A la Oficina de la Presidencia proponen darle una trasquilada de 43.5%. Y eso que Alfonso Romo despacha en sus oficinas particulares, además de que no cobra. Los malosos sospechan que quieren deshacerse de él; o bien que si quiere seguir perteneciendo al gabinete de tiliches pues que le ponga de su bolsa. A Economía le quieren dar una recortada de 33.3%. ¿Será por el gris papel de su titular? A la del Trabajo quieren bajarle 35.8% y a Agricultura 31.8%.

A Gobernación la quieren dejar como florero, pues una vez que le quitaron la responsabilidad de la seguridad pública, y la lana, Hacienda propone reducirle su presupuesto a 5 mil 804 millones de pesos (20.8% menos). Los traviesos que quieren cafetear a Olga Sánchez opinan que como en la práctica varias de las funciones de esta dependencia fueron absorbidas por Relaciones Exteriores, no vale la pena gastar tanto. Pregunta obligada: ¿para qué seguir con 18 secretarías de Estado si con 12 o menos, el gobierno puede operar, aunque sea ineficientemente?

•••

AGENDA PREVIA: El cabildeo del dirigente de los cupuleros, Carlos Salazar, para que el próximo año NO se duplique el IEPS que pagan refrescos y bebidas azucaradas, rindió buenos frutos. En la iniciativa de Ley de Ingresos para 2020, Hacienda propuso un ajuste (por inflación acumulada) de 10 centavitos al gravamen. Salazar utilizó el argumento de que el IEPS a refrescos afecta principalmente a los pobres porque son quienes más consumen refrescos, y se lo compraron. Lo que no dijo fue que con IEPS o sin él, los pobres son los que más contribuyen a las ganancias de las embotelladoras. Un datito: la inflación tuvo un alza de 22% entre 2014 y 2018, mientras que la inflación aplicada a refrescos y bebidas no alcohólicas fue de 40.3%, casi el doble. ¿Ya vieron a quién realmente apoya el empresario?

POR LUIS SOTO

[email protected] 

@LUISSOTOAGENDA

edp

¿Te gustó este contenido?