El precio de la adicción a la tecnología. Brenda Jaet

Bill Gates nos incorporó al mundo digital haciendo computadoras accesibles para todos


La revolución que nos tocó vivir es la tecnológica. Ahora el adulto promedio tiene mínimo tres dispositivos tecnológicos: smartphone, tablet y computadora.

A su vez nació una nueva forma de relacionarnos: las redes sociales. LAS REDES SOCIALES NOS ACERCAN A LOS LEJANOS PERO NOS ALEJAN DE LOS CERCANOS. Para algunos se ha convertido en una verdadera adicción, expertos aseguran que las mismas neuronas que se activan en el cerebro si ingieres algún químico también lo hacen si juegas un videojuego, la única diferencia es que la adicción digital es socialmente aceptada. Además de otros problemas que trae consigo como el sedentarismo, depresión, falta de recreación, falta de concentración, desempeño bajo en la escuela o trabajo y falta de intimidad. La creatividad también se ve afectada con las interrupciones digitales y existe un aumento en los niveles de estrés. Hay un estudio que revela que la interrupción constante del timbre de los celulares y alertas de mensajes bajan el IQ diez puntos.

La mayoría de la gente revisa su teléfono un promedio de 150 veces al día, o cada 6 minutos, los jóvenes mandan un promedio de 110 mensajes de texto por día. Existen centros especializados para tratar adicciones a tecnología en donde se identifican cuáles son los motivadores principales de la persona y se le da el tratamiento acorde a sus necesidades para su recuperación. Estos centros tienen un costo de entre 14 mil dólares y 27 mil dólares por 30 días haciendo de la adicción una industria valuada en 35 mil millones de dólares al año con un promedio de éxito de 80 por ciento.

Pero… por qué nos hacemos adictos?

-Sentirnos aceptados, queridos, respetados e incluidos. Cada like y cada folower nos hace sentir mas populares.

-Queremos pertenecer.

-El compartir opiniones personales activa circuitos en el cerebro que responden a elementos gratificantes como comida y dinero.

-Posteamos lo que sentimos que nos hace ver bien o hace que piensen bien de nosotros.

-FOMO (fear of missing out) queremos ver lo que sucede, estar al día, no perdernos de nada.

-Todos queremos ser socialmente aceptados.

-Todo lo queremos ya.

Hay pasos para recuperarte:

1. Identificar cuanto realmente necesitas utilizar la tecnología. Haz pequeños cambios (límites): no usar celular en las comidas, cuando estas con tus hijos o amigos.

2. Descubre algo importante para ti y dedícale tiempo y atención.

3. Haz contactos sociales vivenciales, cara a cara.

BRENDA@BRENDAJAET.COM

@BRENDAJAETK

¿Te gustó este contenido?