El PRD y su acta de defunción

Los perredistas están dolidos por la derrota, pero más porque sus causas ganaron con un candidato que no es suyo

El PRD y su acta de defunción

Durante décadas, dieron la batalla desde la trinchera de la oposición, una y otra vez se batieron cuerpo a cuerpo con el oficialismo y así se abrieron camino para que algunos de sus proyectos se fueran consolidando.

Bien que mal lo lograron, pero el partido que abanderó todas sus causas, el PRD, prácticamente tiene firmada su acta de defunción.

Como bien lo dijo el senador perredista electo Juan Zepeda en la entrevista que le dio a mi colega Ricardo Ortiz de El Heraldo de México, el partido del sol azteca todavía no toca fondo. Lo peor está por venir.

En los cálculos de éste y otros dirigentes de tribus y corrientes, la peor crisis llegará cuando Andrés Manuel López Obrador y Morena tomen posesión del gobierno federal y del Congreso de la Unión.

En ese momento, se dará el mayor desprendimiento de dirigentes, cuadros, militantes y simpatizantes que haya tenido el Partido de la Revolución Democrática en toda su historia.

Prevén que en el momento en el que AMLO rinda protesta, saldrán del closet los perredistas que, sin renunciar a su partido, apoyaron al tabasqueño, antes, durante y después de la elección.

Ése va a ser el momento en el que el PRD se desfonde. Así de claro lo tienen los pocos líderes que han logrado medio reponerse del nocaut que les propinaron el 1 de julio. Otros de plano siguen en shock, no les ha caído el 20, viven en la negación.

Los que se han puesto a trabajar son aquellos que ocuparán un lugar en el Congreso. De hecho, ya trazaron una ruta a seguir.

La estrategia consiste en sumarse a la agenda legislativa de Morena y López Obrador.

Van a impulsar todas las iniciativas de avanzada como matrimonio igualitario, legalización de drogas, muerte digna y la ley de amnistía, entre otros proyectos legislativos.

Pero ¿dónde está el truco? En que los perredistas aderezarán todas las propuestas con propuestas de mayor avanzada.

Por ejemplo, en el caso de las drogas, no se quedarán sólo con la legalización de la mariguana con fines recreativos, propondrán debatir la legalización de otras sustancias como los opiáceos.

En el caso de los matrimonios igualitarios, no sólo se sumarán a esta causa, sino que pedirán se legalicen las familias homoparentales, donde parejas del mismo sexo puedan ser padres o madres a través de la adopción, de la maternidad subrogada o de inseminación artificial.

Estos temas, como otros tantos, dicen los poquísimos perredistas que van al Senado y a la Cámara de Diputados, serán los que meterán en aprietos a Morena y al próximo jefe del Ejecutivo federal.

Y esa estrategia, aseguran los sobrevivientes del partido del sol azteca, es la única vía que tendrán para subsistir en el Poder Legislativo, porque no les alcanza para más.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Es mejor quemarse que apagarse lentamente.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano