El poder de la mujer

Durante décadas, el boxeo femenil estaba legalmente prohibido en nuestro país, así como en muchos otros

Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / El Heraldo de México
Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / El Heraldo de México
PRIMERAS FUNCIONES. José Sulaimán y Ana María Torres, durante una pelea previa, en febrero de 2012. Foto: MEXSPORT

 

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ha tomado como una máxima prioridad el programa de este deporte en la rama femenil.

Durante décadas, el boxeo femenil estaba legalmente prohibido en nuestro país, así como en muchos otros; fue nuestro organismo quien bajo el liderazgo de mi querido padre, José Sulaimán, culminó con el cambio de las leyes mexicanas, y su aceptación.

Don Raúl Cruz, entrañable amigo de mi papá y promotor de boxeo, fue uno de los pioneros y que promovió la primer pelea de mujeres en la Ciudad de México.

Laura Serrano fue la primera boxeadora mexicana que tuvo una destacada participación cuando fue llevada como carne de cañón para hacer lucir a la estrella de EU, Christy Martin; misma cartelera en la que Julio César Chávez y Mike Tyson pelearon en Las Vegas.

Pero Laurita dio la gran sorpresa al darle una paliza a la norteamericana. Sin embargo, el jurado dictaminó con un empate esa pelea. Después vinieron Ana María Torres, Mariana Juárez, y otras guerreras, que abrieron las puertas del programa que existe el día de hoy, por lo que el boxeo femenil azteca es el más importante del mundo.

Jackie Nava se convirtió en la primera campeona mundial de nuestro organismo cuando nuestro campeón, El Terrible Morales, solicitó a mi papá autorizar la primera pelea en la historia del CMB.

Jackie ganó el cinturón verde y oro en el Gran Hotel, de Tijuana, y así dio inicio éste gran caso de éxito para nuestro organismo. Nos hemos dedicado, a través de los años, a dignificar a la mujer, y a buscar ante todos los participantes, que se les brinde el lugar que merecen en todos los sentidos, tanto de actividad en carteleras, en mejorar de manera importante la paga, y muchas otras cosas más.

Se han realizado tres convenciones anuales de boxeo femenil, la primera en Playa del Carmen, Quintana Roo, la segunda en Tijuana, y la tercera, en Manila, Filipinas.

Así como se ha trabajado de manera incansable para crecer la presencia de las mujeres en el boxeo, también hemos sido líderes en el cuidado de éstas atletas, que son guerreras del ring, y están dispuestas a todo para ganarse un lugar en el mundo de este deporte.

El CMB ha tomado como base los estudios médicos para crear una serie de reglas exclusivas para mujeres. Hay un par que han sido cuestionadas:

  1. La duración de los rounds es de dos minutos, en comparación a los tres minutos de combate en el boxeo varonil.
  2. El máximo de rounds para una pelea femenina es de 10, y no de 12, como lo es con los hombres.

La razón es muy simple, y está documentada por una importante cantidad de estudios médicos y deportivos. La fisonomía de la mujer es diferente a la del hombre, y está probado que ellas tienen mayor tendencia para sufrir contusiones cerebrales, tienen mayor dificultad para recuperarse de ese padecimiento, y también hay una importante diferencia en la anatomía de las cervicales, lo cual crea mayor riesgo para la rama femenil. Hay una fórmula que explica claramente el tema del por qué las mujeres deben combatir menos tiempo: deshidratación + fatiga + golpe contundente = daño mortal.

Cualquier atleta sufre deshidratación durante la competencia; mientras más tiempo, mayor es la deshidratación, la fatiga obviamente va relacionada a la duración de la competencia, y es probado que mientras más avanzado la pelea, la defensa es más débil.

Cualquier atleta sufre deshidratación durante la competencia mientras más tiempo mayor es la deshidratación, la fatiga obviamente va relacionada a la duración de la competencia y es probado que mientras más avanzada la pelea, la defensa es más débil.

Mientras no exista evidencia médica, el CMB nunca aceptará sancionar una pelea femenil a tres minutos ni a más de 10 rounds.

Anoche se disputó una de las peleas más importantes de la historia del boxeo femenil en Nueva Jersey. Esta pelea fue televisada por la cadena Showtime como función estelar, y generó gran expectativa a nivel mundial, ya que dos invictas, campeonas mundiales de nuestro organismo, se enfrentaron, tras una rivalidad que duró dos años: la alemana Cristina Hammer contra la norteamericana y dos veces campeona olímpica, Claressa Shields.

Estoy seguro que la pelea fue espectacular, y debe haber sido la prueba más importante de la carrera de Shields, y probablemente ganó por decisión, pero no descarto que la fortaleza de Hammer se haya impuesto con una sorpresa.

ANÉCDOTA DE HOY

Una de las pocas veces que pudimos tener vacaciones familiares , debido a la naturaleza de la vida de mi papá, me encontraba en Acapulco, y estaba nadando en la alberca del hotel.

Don José estaba sentado tomando un café con el Cuyo Hernández, y algunas otras personas mientras me observaba y me cuidaba. De repente salí de la alberca y pretendí irme hacia mi habitación, pero caminé hacia el lugar equivocado, y me perdí en el hotel; tendría unos 4 o 5 años. Regresé corriendo hacia la alberca para encontrarme a todos los amigos de mi papá apurados buscándome, cuando vio mi padre que ahí estaba, se acercó y con esa mirada dulce y esa sonrisa inolvidable me abrazó, me besó y me dijo: mijito, se me fue la vida al no verte, te adoro con toda mi alma; vámonos por una malteada.

Esa lección me ha ayudado con mis hijos, pues en un segundo todo puede pasar. Vienen vacaciones de Semana Santa, hay que estar al pendiente, disfrutar y darle gracias a Dios por lo que tenemos.

 

NUEVO RETO. La alemana Cristina Hammer y la estadounidense Claressa Shields subieron ayer al ring. Foto: Especial

 

Por MAURICIO SULAIMÁN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo