El plan para el desarrollo económico y social del país

El Plan Nacional de Desarrollo es el documento que establece los objetivos nacionales

FERNANDO GALINDO FAVELA
FERNANDO GALINDO FAVELA

El próximo 30 de abril vence el plazo para que el Ejecutivo federal envíe el Plan Nacional de Desarrollo (PND) a la Cámara de Diputados. Ésta será la primera ocasión en que el Plan se someta a aprobación de la Cámara, después de que en 2014 se reformara la Constitución para establecer dicha facultad exclusiva de ese órgano legislativo.

El Plan Nacional de Desarrollo es el documento que establece los objetivos nacionales, la estrategia y las prioridades del desarrollo integral, equitativo, incluyente, sustentable y sostenible del país.

En 1982 se reformó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos con el fin de establecer la obligación por parte del Estado de integrar un Sistema Nacional de Planeación Democrática, promulgándose en 1983 la Ley de Planeación y en ese mismo año se emitió el primer Plan.

Dicho Plan, así como lo subsecuentes, carecieron en su integración de un enfoque a resultados, lo que complicaba su ejecución mediante políticas públicas que estuvieran diseñadas para alcanzar los objetivos planteados y sin ninguna vinculación clara con el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En el proceso de elaboración del PND 2013-2018 es cuando comienzan a observarse elementos para orientar a resultados el Plan y los programas que derivaron del mismo, estableciéndose, entre otros aspectos, indicadores estratégicos para su seguimiento, así como la perspectiva de género como estrategia transversal.

Una vez recibido el PND, la Cámara de Diputados deberá verificar que éste incluye los fines del proyecto nacional contenidos en la Constitución, debiendo aprobarlo en un plazo máximo de dos meses contando a partir de la fecha en que lo reciba, para ello, podrá realizar observaciones para su adecuación por parte del Ejecutivo.

En la reforma a la Ley de Planeación publicada en el Diario Oficial de la Federación del 16 de febrero de 2018, se incluyeron elementos para la orientación a resultados del Plan y los programas que derivan del mismo. Sin embargo, el Ejecutivo federal ha sido omiso en expedir el Reglamento de la Ley, tal como se mandata en dicha reforma, por lo que el PND que se envíe a la Cámara de Diputados carecerá de un marco jurídico completo.

El PND deberá contener, entre otros elementos, las previsiones sobre los recursos que serán asignados para sus objetivos; los instrumentos y responsables de su ejecución; los lineamientos de política de carácter global, sectorial y regional; consideraciones y proyecciones de por lo menos veinte años; diagnósticos sobre la situación de los temas prioritarios; los ejes generales para impulsar el desarrollo nacional y sus correspondientes objetivos específicos, así como indicadores de desempeño y metas para dar seguimiento al logro de los objetivos.

Será fundamental analizarlo, enriquecerlo para sobre todo darle seguimiento puntual al cumplimiento de metas y objetivos.

En ese sentido, el Plan Nacional de Desarrollo debe contener las bases para el desarrollo económico y social del país bajo los principios de igualdad, equidad e inclusión en todos los sectores y regiones y de forma sostenible.

 

FERNANDO GALINDO FAVELA

DIPUTADO FEDERAL

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas