El Plan Nacional de Desarrollo es una vergüenza

El documento presentado por el gobierno federal no es más que un cúmulo de buenas intenciones

Mariana Gómez del Campo / Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN /   Columna Invitada
Mariana Gómez del Campo / Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN / Columna Invitada

El gobierno federal remitió a la Cámara baja el Plan Nacional de Desarrollo (PND), documento que debe articular los objetivos y estrategias que atiendan los temas prioritarios del país, que está compuesto por dos documentos que parecen haber sido realizados con premura, pues muchas páginas están cortadas y no se pueden leer.

El Presidente afirmó que el texto está inspirado en el Programa del Partido Liberal Mexicano de 1906 y en el Plan Sexenal de 1934; es decir, la base ideológica del PND son documentos de hace 103 y 85 años, respectivamente, muestra que López Obrador es un hombre que carece de una visión de futuro para México.

Revisando tan sólo algunos rubros, el PND propone prohibir las adjudicaciones directas para combatir la corrupción, pero la organización Mexicanos contra la Corrupción ha documentado que, en lo que va de este año, 74% de los contratos se han realizado de esta manera.

En turismo, el documento propone el desarrollo de un modelo con enfoque de derechos, accesibilidad, sostenibilidad e inclusión lo que contrasta con acciones como desaparecer el Consejo de Promoción Turística de México para destinar esos recursos a la construcción del Tren Maya, aunque la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pidió al gobierno que los proyectos de infraestructura sean congruentes con un futuro sustentable ante la falta de información de planes maestros y de impacto ambiental.

En materia económica, el PND señala que el país crecerá 2% en 2019, 6% en 2021 y un promedio sexenal de 4%; sin embargo, la OCDE señaló que el país crecerá 1.6% en 2019 y una encuesta del Banco de México prevé un promedio de 2.2% en los próximos 10 años. Recordemos que, en 2010, México creció 4% y 5.1% en 2010 y 2011, respectivamente, mientras que durante la administración de Peña Nieto creció un promedio de 2.4%.

En lo que respecta del sector energético, el documento es ambiguo, ya que, aunque sataniza el periodo neoliberal, en la práctica se han pronunciado a favor de la iniciativa privada, lo que genera incertidumbre en ese rubro. Las energías renovables no están contempladas.

En materia de política exterior, el documento se limita a ofrecer cooperación, amistad y respeto para todos los países del mundo. Sin una sola mención a Europa y Asia en donde tenemos socios estratégicos, mucho menos están presentes África, Oceanía y los foros multilaterales, el PND se concentra en América Latina, Canadá y Estados Unidos. Dejando mucho que desear.

En resumen, el documento presentado por el gobierno federal no es más que un cúmulo de buenas intenciones convertidas en propaganda política que da la impresión de estar redactado al vapor, por lo que es imperativo que la Cámara de Diputados lo devuelva al Ejecutivo federal para que se haga un trabajo serio y digno de México.

MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO

COLABORADORA

@MARIANAGC

¿Te gustó este contenido?