El personaje de la elección

En cada campaña electoral siempre hay un personaje que roba parte de la atención que normalmente se llevan los punteros. En esta es Juan Zepeda


Llegó a su cierre de campaña casi como un rockstar, todo lo contrario a su arranque a principios de abril. Fue el último candidato en darse a conocer y resultó la revelación; para no pocos, el factor disruptivo de la elección para gobernador en el Estado de México. El nezahualcoyotlense Juan Manuel Zepeda Hernández se apunta un gran logro en no dejar al desahuciado PRD fuera de los reflectores en esta contienda.

Ha captado a jóvenes moderados, preparados y deseosos de un cambio en el partido que ha gobernado al Edomex desde hace 90 años, pero que ven con desconfianza a Delfina Gómez y sin ánimo a Josefina Vázquez Mota. De menos de 5 puntos que le daban las encuestas al arranque de la campaña, consiguió lleva las cifras a dos dígitos.

Algunos lo ven con recelo. Dicen que es producto de un acuerdo con Eruviel Avila para fragmentar el voto en favor de la izquierda y señalan, sin pruebas, que el actual gobernador es quien le financió.

En cada campaña electoral siempre hay un personaje que roba parte de la atención que normalmente se llevan los punteros. En esta es Juan Zepeda. Aunque salió de una encuesta que el PRD se sacó de la manga al cuarto para las doce -cuando se cayó la posible alianza con el PAN- consiguió afianzar una candidatura que resultó competitiva.

Se supo desenvolver con naturalidad en las oportunidades que se le brindaron en la radio y televisión. A diferencia de los otros candidatos, usó un lenguaje franco y articulado con lo que obtuvo simpatías dentro y fuera de su entidad.

Aún sin ganar el domingo tiene ya dos triunfos: haber superado en preferencias a Josefina Vázquez Mota y obtener la atención de Andrés Manuel López Obrador, a quién incluso llegó a emplazar a un encuentro público en la plaza de Nezahualcóyotl cuando el líder de Morena le pidió declinar en favor de Delfina Gómez. Reviró bien, pidiendo que la maestra declinara por él, argumentando que meses antes “se cansó de rogarle” a Morena por una alianza. El roce con AMLO (a quien llamó ‘bravucón de cantina’) le benefició con una mayor atención.

¿Cuál será el futuro de Juan Zepeda? Aunque él dice que “caballo que alcanza gana”, es muy difícil que triunfe en la elección del domingo. Ganará más no dejando desvanecer su figura en medio de una descomunal desconfianza en los políticos tradicionales; podría jugar un papel esencial para no dejar morir al PRD, urgente de figuras que le refresquen; quizá deba seguir preparándose para volver a competir dentro de 6 años.

Ojalá que el voto en su favor no quede en vano.

CONTRASEÑA: Movilización de electores, inhibición del voto, entrega de dádivas… en la oposición están conscientes del tamaño de la maquinaria que se pondrá en marcha el domingo. El operativo para hacer ganar a Alfredo del Mazo está preparado minuciosamente. Algunos en los rumbos de Toluca y Ciudad de México ya han recuperado el color.

 

Columna anterior: Notas de la campaña 2017

¿Te gustó este contenido?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota