El PAN en aprietos

A como van las cosas, los panistas se quedarán con las ganas de presidir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Los panistas estaban seguros de que se quedarían con la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, aún y cuando Mario Delgado no pudiera honrar su palabra.

–La Ley está de nuestro lado –apuntaban con razón– y sólo una reforma a la Ley Orgánica (artículo 17 numeral 7) podría darle paso a Morena para retener esa posición. Además, para hacer ese cambio, la propuesta requería pasar por la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias.

Y ocurre que esa Comisión es presidida por un panista: Jorge Luis Preciado. En ese valladar confiaban los del blanquiazul para acceder a la Presidencia de la Mesa –tal y como lo prevé la ley actual–, en razón de ser la segunda fuerza política.

Pero los de Morena hallaron la manera de darle la vuelta.

Lo primero: agregar al texto actual (que para el segundo y tercer año, la Mesa Directiva recaiga, en orden decreciente, en un integrante de los dos grupos parlamentarios con mayor número de diputados que no la hayan ejercido) esta frase: Salvo que una fuerza política haya obtenido por sí sola la mayoría absoluta.

En pocas palabras, si hay una mayoría clara, presidirá la Mesa los tres años. Lo segundo: dado que Preciado se negó a citar a la Comisión para dictaminar la propuesta, los morenos y sus aliados prevén dispensar hoy todos los trámites para que, sin pasar por Comisiones, el Pleno vote directamente la iniciativa presentada por Dolores Padierna. Así le darían la vuelta a la exigencia de los panistas para presidir la Mesa Directiva. Los diputados de Morena buscan cobrarse las ofensas y la gritería de los blanquiazules contra Morena y contra Porfirio Muñoz Ledo; y de paso reafirmar su espacio frente al Senado: El respeto a la Cámara ajena es la paz, diría Mario Delgado ante los intentos de mediación de Ricardo Monreal.

Es la posición de los rudos.

•••

EL PARTIDO SE METE EN LO QUE NO LE CORRESPONDE.- La Sala Superior del Tribunal Electoral revocó ayer, por unanimidad, la resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena (CNHJ), que había dejado sin efectos la votación interna de la bancada de Morena para renovar la presidencia de la Mesa Directiva del Senado.

No existe una competencia de la Comisión de Honestidad y Justicia del partido para incidir en este tema legislativo, apuntó el magistrado presidente Felipe Fuentes Barrera. Era de esperarse esta resolución. En realidad, lo que vimos fue el apoyo (mediático y de presión) de Yeidckol Polevnsky a Martí Batres para que se reeligiera como presidente de la Mesa del Senado, en su pleito –de ambos– con Monreal. El zacatecano ganó por partida doble (por ahora, porque esta bronca pinta para largo).

•••

GEMAS: Obsequio de Porfirio Muñoz Ledo en foto con Mario Delgado: La Cámara de Diputados es tierra firme contra el golpismo y los movimientos levantiscos. Aquí hay paz, cooperación y amistad.

POR MARTHA ANAYA 

[email protected] 

@MARTHAANAYA

edp

¿Te gustó este contenido?