El nuevo rostro de la chiquillada en el Congreso

Con la derrota a cuestas, viejos conocidos se disputarán el control de mini fracciones en la Cámara de Diputados y el Senado

El nuevo rostro de la chiquillada en el Congreso

A Fuego Lento

 

Con el avasallador triunfo de Morena, veremos muchas caras nuevas en la Cámara de Diputados y en el Senado, pero también muchos rostros de viejos conocidos en el PRI, PAN y PRD, cuya misión ahora será administrar el papel de la chiquillada en el Congreso.

Estos personajes sobrevivieron al tsunami llamado Andrés Manuel y seguirán colgados del presupuesto legislativo gracias al principio de representación proporcional.

Ganaron sin haber hecho campaña y tienen garantizado su futuro político durante los próximos años, mientras que sus partidos se debaten entre la vida y la muerte, por los pésimos resultados de la elección y las guerras internas.

Además, se espera que sean ellos los que manejen a sus respectivas bancadas, o mejor dicho mini bancadas, buscando controlar el pírrico poder que les dejó la elección del 1 de julio.

El caso más dramático es el del PRI: de ser el grupo mayoritario, pasará a ser la quinta fuerza parlamentaria en San Lázaro, con apenas 47 diputados, y la tercera en la Cámara alta, con 13 senadores.

Hasta antes de la elección, existía un acuerdo cupular para que Miguel Ángel Osorio Chong se convirtiera en el coordinador de sus senadores; sin embargo, diversas corrientes afirman que el devastador resultado dejó sin efecto cualquier arreglo previo.

Lo que viene ahora es una lucha por el control y el Senado no será la excepción.

Futuros senadores como Vanessa Rubio, Claudia Ruiz y Eruviel Ávila, perdieron toda la fuerza con la que pudieron haber llegado, y tendrán que hacerse a un lado para dar paso a quienes ganaron elecciones, entre ellos el yucateco Jorge Carlos Ramírez y los beltronistas Manuel Añorve y Sylvana Beltrones.

En San Lázaro, también andarán por la calle de la amargura. De las 300 diputaciones en juego, sólo ganaron ocho en la elección y las otras 39 serán pluris.

Personajes como Enrique Ochoa, René Juárez, Dulce María Sauri, Ana Lilia Herrera, Luis Miranda, Ivonne Álvarez, Rubén Moreira y Ernesto Nemer, entre otros, tienen un espacio garantizado. Y de ese grupo surgirá su coordinador, aunque la definición, dicen, no será un día de campo.

Así de complicado pinta el panorama para el PRI, pero no muy diferente a lo que espera al PAN en el Congreso, porque las coordinaciones se definirán después de que resuelvan quién tomará el control de su dirigencia nacional.

Para abrir boca anticipan una disputa entre dos bloques en el Senado: el formado por Rafael Moreno y el que comandará Damián Zepeda.

Inicialmente se había dicho que la coordinación sería compartida con el PRD, su aliado electoral, pero todo cambió tras el estruendoso fracaso en las urnas. Hoy todos los acuerdos quedaron prendidos de un alfiler.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano