El nuevo negocio de LTE-Advanced en México

egún cifras de Cisco, en 2021, 42% de los dispositivos conectados a internet en México utilizarán las redes móviles


Con una penetración de telefonía móvil en México cercana al 90 por ciento de la población, nos encontramos con que la mayoría tiene acceso a las comunicaciones móviles. Esto no significa que el trabajo de inclusión digital esté terminado, pero sí que los operadores deben buscar nuevas oportunidades para crecer su negocio.
En ese sentido, destaca la asignación de la banda 2.5Ghz a Telcel por parte del IFT. La importancia de esta decisión radica en que permitirá el lanzamiento de una red LTE-Advanced o 4.5G que habilitará nuevos servicios enfocados al Internet de las Cosas (IoT).

LTE-Advanced, también conocido como 4.5G por sus características superiores a la actual 4G, se caracteriza por ofrecer mayor velocidad, menor latencia, más inteligencia de la red y un uso más eficiente del espectro.

Aunque el efecto inmediato será que usuarios de smartphones y otros dispositivos celulares modernos podrán registrar velocidades de descarga de entre 100 o hasta 300 Mbps, a futuro la red LTE Advanced prepara a los operadores para transformar su negocio de proveedores de comunicaciones a proveedores de soluciones IoT para diferentes verticales en banca, menudeo, transporte, energía, hogares o gobierno.

Según cifras de Cisco, en 2021, 42 por ciento de todos los dispositivos conectados a Internet en México utilizarán las redes móviles, por lo que es imprescindible para los operadores comenzar a preparar su infraestructura. De hecho, en ese año el número de dispositivos M2M que no requieren de interacción humana (155.3 millones) superará el número de smartphones (96.4 millones).

Alentados por la presión competitiva, los operadores mexicanos ya comienzan a dar los primeros pasos en firme hacia el nuevo mercado. Telcel abrió un piso de demostración de aplicaciones IoT, mientras que AT&T presentó un Centro de Experiencia para aplicaciones empresariales (AT&T prepara el lanzamiento de una red LTE-M).

Hasta mayo de 2017 se identificaron 194 redes LTE-Advanced en 95 países según la GSA. Esta evolución de redes LTE ya está presente en 14 redes en nueve países de América Latina y el Caribe: Argentina (Personal), Be- lice (Digicel), Brasil (Claro y TIM), Chile (Claro, Entel y Movistar), Guyana Francesa (Orange Caribe), Guadalupe (Orange Caribe), Martinica (Orange Caribe), Puerto Rico (AT&T, Claro y T-Mobile) y Perú (Movistar).

En Europa, Oriente Medio y África se contabilizan 122 redes LTE-Advanced, 44 en Asia Pacífico y 14 en América del Norte.

Será necesario para los operadores afinar su estrategia que efectivamente les permita llevar los nuevos servicios y dispositivos fuera del sector consumo, y convertir esta nueva red en un elemento de productividad que, como veremos en siguientes entregas, México aún requiere avanzar en explotar más el uso de Internet productivo.

Columna anterior:

¿Te gustó este contenido?